Sábado 12 de junio de 2021

Los Obispos de Europa eligen nueva presidencia para los próximos años

  • 11 de octubre, 2016
  • Montecarlo (Mónaco)
El arzobispo de Génova y presidente de la Conferencia episcopal italiana, cardenal Agnelo Bagnasco, fue elegido, este sábado 8 de octubre, nuevo presidente de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) en la asamblea plenaria que están celebrando en Montecarlo, Mónaco. Además del acto eleccionario, los prelados europeos se trasladaron a Niza, para compartir un conmovedor momento de silencio y oración, en el Paseo de los Ingleses, lugar del terrible atentado del pasado mes de julio, en el que murieron 86 personas y 400 resultaron heridas.
Doná a AICA.org
El arzobispo de Génova y presidente de la Conferencia episcopal italiana, cardenal Agnelo Bagnasco, fue elegido, este sábado 8 de octubre, nuevo presidente de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) en una reunión en la ciudad de Mónaco.

También fueron elegidos el resto de miembros de la nueva presidencia para el quinquenio 2016-2021. Vicepresidente fue elegido el cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster y presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, y monseñor Stanislaw Gadecki, arzobispo de Poznan y presidente del episcopado polaco.

En un comunicado de prensa, la CCEE señala que la asamblea plenaria "agradece a la nueva directiva por su disponibilidad y desea una "labor fructífera" al servicio de la evangelización y de la Iglesia en Europa. Al mismo tiempo, los participantes agradecieron a los miembros de la presidencia saliente por "el trabajo desarrollado para el bien de la Iglesia" y por "la dedicación en promover la comunión fraterna entre los episcopados europeos".

Los prelados europeos rezaron en el Paseo de los Ingleses en Niza
Además del acto eleccionario, los prelados europeos se trasladaron a Niza, para compartir un conmovedor momento de silencio y oración, en el Paseo de los Ingleses, lugar del terrible atentado del pasado mes de julio, en el que murieron 86 personas y 400 resultaron heridas.

La ceremonia tuvo lugar en el sitio del memorial y también participaron el obispo de la ciudad, monseñor André Marceau, el alcalde de Niza, Philippe Pradal y el presidente de la Región, Christian Estrosi.

En la mañana del viernes 7, los participantes de la plenaria de la CEE fueron recibidos por el príncipe Alberto II de Mónaco, el cual, en su saludo, informó que también el Principado de Mónaco respondió al pedido del papa Francisco y recibió a dos familias de refugiados, iniciando los procedimientos para hospedar a otras.

Así, el príncipe señaló que "respondiendo al llamamiento del papa Francisco, hemos tratado de recibir refugiados del Este como testimonio de nuestro apoyo a los cristianos en peligro. "Esto es realmente una contribución modesta respecto a la escala del drama que estas poblaciones están viviendo, pero es un esfuerzo notable para un pequeño territorio como el nuestro", subrayó Alberto II. De este modo, concluyó asegurando que pretende continuar "en este camino de solidaridad humana, humilde y verdadera, sin cobertura mediática excesiva, sino tratando sobre todo de ayudar a las situaciones en dificultad".+
Ciudad del Vaticano