Lunes 17 de junio de 2024

Los obispos católicos rusos rezan por la paz

  • 15 de noviembre, 2022
  • San Petersburgo (Rusia) (AICA)
La 56ª asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal renovó su llamamiento a orar por la paz, y especialmente por los habitantes de Ucrania y Rusia.
Doná a AICA.org

La Conferencia de Obispos Católicos de Rusia (KKER) celebró su 56ª asamblea plenaria en el seminario "María Reina de los Apóstoles" de San Petersburgo, presidida por el arzobispo de la Madre de Dios de Moscú, monseñor Paolo Pezzi.

Participaron de la asamblea los obispos de la Transfiguración de Novosibirsk, monseñor Josif Werth; de San José de Irkutsk, monseñor Kirill Klimovic; de San Clemente de Saratov, monseñor Klemens Pikkel; junto con el obispo auxiliar de Moscú y San Petersburgo, monseñor Nikolaj Dubinin OFM Conv; el nuncio apostólico, monseñor Giovanni D'Aniello; y el secretario de la KKER, el padre Stefan Lipke SJ

Los obispos rusos renovaron su llamamiento a orar por la paz, pidiendo a los católicos y a los creyentes de todas las confesiones que recen por toda la humanidad y, especialmente, por las personas de Ucrania y Rusia, acompañando su oración con ayunos y actos de misericordia. Se expresó un sincero agradecimiento a los colaboradores de "Cáritas Sur de Rusia" y a todos los que ayudaron a los refugiados "de todos los orígenes y orientaciones", esperando una colaboración cada vez mayor de todas las personas de buena voluntad, tanto en este campo como en todas las formas de atención a los necesitados.

En el "ambiente de tensión" que predomina actualmente, la KKER pide a los sacerdotes que se esfuercen por defender los derechos de la Iglesia y, en primer lugar, el derecho de los creyentes a profesar su fe libremente, especialmente en los hospitales, los lugares de detención y todas las demás instituciones sociales. La formación de los candidatos al sacerdocio fue un tema al que se le prestó también particular atención, señalándose la dinámica positiva del seminario, y abogando por la importancia de un mayor desarrollo del preseminario. Los laicos, por su parte, tienen ahora la oportunidad de recibir formación teológica en el Instituto "San Juan Crisóstomo", del Seminario de San Petersburgo. 

Se expresó una gran gratitud por los frutos del proceso sinodal, que va a continuar en la discusión de temas importantes, en el espíritu de apertura y diálogo dentro de las Iglesias locales, y también participando en los desafíos continentales de Europa y Asia, y a nivel universal, hasta el otoño de 2024. Uno de los deseos de los obispos rusos es el desarrollo de los contactos con las Iglesias locales de otros países, renovando la tradición de los encuentros con los obispos católicos de Asia Central, según informa la agencia AsiaNews.

Los obispos se proponen hacer todo lo posible para que la Iglesia católica en Rusia sea cada vez más un espacio libre de toda forma de coacción y violencia, tanto para los niños y jóvenes como para los adultos. Para ello, se propone organizar cursos de formación a todos los niveles, en particular para quienes participan en el acompañamiento de las víctimas de la violencia en diversos contextos.

En 2023, la Iglesia rusa conmemorará algunos acontecimientos significativos, como el 240 aniversario de la eparquía de Mogilev, los 150 años de la consagración de la Procatedral de la Asunción en San Petersburgo y, también, los 100 años de la confiscación de los bienes eclesiásticos por parte de los bolcheviques. Estos aniversarios también brindarán la oportunidad de aclarar las numerosas preocupaciones sobre la gestión actual de los bienes y edificios de la Iglesia católica, especialmente en la ciudad de Moscú.+