Viernes 14 de junio de 2024

Los jesuitas expulsan a Marko Rupnik, sacerdote acusado de abusos

  • 15 de junio, 2023
  • Roma (Italia) (AICA)
El jesuita esloveno, conocido por ser el autor de mosaicos en las iglesias de todo el mundo, había sido acusado de cometer abusos contra varias religiosas
Doná a AICA.org

El sacerdote jesuita y artista Marko Rupnik, acusado de abusos por parte de varias mujeres fue expulsado de la Compañía de Jesús, decisión que se tomó “por su obstinada negativa a observar el voto de obediencia”, pues se le habían impuesto restricciones en celebraciones, actividades artísticas y de movimiento, que el ahora exjesuita había violado reiteradamente en los últimos meses, se lee en una carta enviada por el consejero general, Johan Verschueren, a los miembros de la Compañía. 

En su carta, Verschueren explica que incluso al sacerdote se le dio "una última oportunidad", para conseguir la paz con "su pasado" y "dar una señal clara a las personas afectadas que testimoniaban contra él" y entrar en el "camino de la verdad", pero también la rechazó.

Ahora, Rupnik tiene 30 días para apelar esta decisión y, transcurrido este plazo, la expulsión será definitiva.

La cronología del caso Rupnik
Hace varios meses, cuando estalló el caso, los jesuitas admitieron que Rupnik había sido sancionado con algunas restricciones después de una investigación por abusos sexuales y psicológicos a religiosas realizados en los años 90, a pesar de que habían prescrito.

Según explicaron los jesuitas, el Dicasterio para la Doctrina de la fe, responsable de los procesos canónicos en materia de abuso sexual, "recibió una denuncia en 2021 contra el padre Marko Ivan Rupnik sobre su forma de ejercer su ministerio".

Entonces, se encargó a la Compañía de Jesús que abriese una investigación preliminar y, "después de estudiar el resultado, el dicasterio vaticano encontró que los hechos en cuestión debían considerarse prescritos y, por lo tanto, cerró el caso a principios de octubre del año 2022".

Durante la investigación, explicaron los jesuitas, se tomaron varias medidas cautelares contra el padre Rupnik, como "la prohibición del ejercicio del sacramento de la confesión, de la dirección espiritual y del acompañamiento de los ejercicios espirituales". 

También se supo que hubo otra sentencia canónica contra Rupnik a principios del año 2022, la cual se refiere a un juicio por la absolución de un cómplice en confesión, un gravísimo delito canónico reservado a los Tribunales de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

La sentencia, dictada por unanimidad por el Tribunal Eclesiástico, acusa al jesuita del delito de "absolución de un cómplice de un pecado contra el sexto mandamiento", dado que supuestamente absolvió en confesión a una mujer (mayor de edad y que habría dado su consentimiento) con la que había mantenido relaciones. Este delito canónico está estipulado en el canon 977 del Código de Derecho Canónico y se castiga con excomunión latae sententiae.

El Tribunal, habiendo constatado el hecho, reconoció que el padre Rupnik fue excomulgado de conformidad con los cánones 977 y 1378, primer párrafo. Sin embargo, pocas horas después de la notificación de la sentencia, con un acto extraordinario, Roma levantó la excomunión, en contraste con las decisiones de la corte. 

El superior general de la Compañía de Jesús, padre Arturo Sosa, confirmó el pasado mes de diciembre que el sacerdote y artista jesuita, acusado de abusar sexualmente de al menos nueve religiosas, fue excomulgado por confesar a una de sus víctimas e indicó que el Dicasterio para la Doctrina de la Fe confirmó estas denuncias y procedió a la pena de la excomunión, que le fue retirada posteriormente.

Los hechos de los presuntos delitos se remontan a principios de la década de 1990, y se trataba de abusos psicológicos y sexuales a monjas de la comunidad eslovena Loyola de Lubliana, fundada por un religioso del que Rupnik era amigo y padre espiritual.+