Martes 28 de mayo de 2024

Los franciscanos en la Argentina repudian las amenazas a Fr. Rubén Sica

  • 16 de febrero, 2024
  • Tartagal (Salta) (AICA)
El religioso, guardián del Santuario Virgen de la Peña, en la localidad salteña de Tartagal, recibió una nota anónima, repleta de insultos, en la que se lo amenazaba de muerte.
Doná a AICA.org

Los franciscanos de la Provincia San Francisco Solano en la Argentina manifestaron, este viernes 16, su total repudio frente a las amenazas hacia fray Rubén Jesús Sica, rector del Santuario Virgen de la Peña, en la localidad salteña de Tartagal.

El religioso recibió este jueves una nota anónima, escrita a mano, con una amenaza de muerte, lo que lo llevó a tomar medidas inmediatas para resguardar su seguridad. El papel, carente de firma y amparado en el anonimato, también dirige fuertes insultos hacia el religioso.

“No creemos ni consideramos que el camino de la violencia sea el que haya que transitar ante los problemas o desacuerdos que se puedan tener”, sostienen los franciscanos en el comunicado. Por es,o se declaran “abierta y firmemente contra estas prácticas, hoy manifestadas hacia la persona de fray Rubén, y solidariamente hacia cualquier persona que sufra este tipo de violencia”.

La Sociedad Sirio Libanesa también expresó un enérgico repudio “a la actitud vandálica, coercitiva, violenta y fuera de toda moralidad” de quienes realizaron la amenaza. A ello se sumaron la Municipalidad de Tartagal y organizaciones sociales de la zona.

El hecho causó consternación en la comunidad religiosa y en los habitantes de la zona norte de Salta. Ante esta situación, el religioso decidió buscar representación legal y presentar la correspondiente denuncia ante las autoridades judiciales.

Las motivaciones detrás de estas amenazas aún se desconocen, y la comunidad se encuentra a la espera de que las autoridades realicen las investigaciones pertinentes para esclarecer este preocupante episodio. Mientras tanto, se reforzaron las medidas de seguridad en el Santuario de la Virgen de la Peña, buscando garantizar la integridad física y emocional de su guardián.

Voces extraoficiales señalan que existe una puja por la ocupación de terrenos en la comunidad y que no es la primera vez que algunos foráneos intiman a los pobladores locales a vender o abandonar el lugar, incluso ofreciendo dinero a tal fin. El paraje ya fue objeto de otras situaciones de invasión;, de robo de áridos y minerales, de usurpaciones de terrenos y de construcciones ilegales.

Los franciscanos imploran la intercesión de la Virgen de la Peña, y piden “que ella nos guíe al entendimiento, fruto del respeto y del diálogo”.+