Sábado 31 de octubre de 2020

Líderes religiosos a Larreta: Cultos públicos y acompañamiento de ancianos

  • 21 de agosto, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
Reiteran la necesidad del retorno de la misa con fieles, la cercanía con los abuelos en geriátricos y el acompañamiento religioso para los casos de muertes en centros de salud y también en cementerios

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, y el obispo auxiliar, monseñor Enrique Eguía Seguí, consideraron la necesidad del retorno de las celebraciones sacramentales, en particular la Eucaristía, de modo público, comunitario y respetando los protocolos sanitarios correspondientes.

Los referentes católicos le transmitieron esta inquietud al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, y a otros miembros de su gabinete, en el marco de un encuentro del que participaron junto con líderes evangélicos, judíos y musulmanes de la Ciudad de Buenos Aires.

El arzobispo y el provicario general le reiteraron que desean responder a las necesidades de los fieles de poder avanzar con el acompañamiento de la práctica religiosa, dado que la entienden como una “necesidad vital” y no solamente como un servicio esencial, tal como quedó plasmado en un declaración anterior.

El cardenal Poli, quien participó de modo virtual, manifestó su preocupación especial por la situación en los geriátricos, donde muchos abuelos sufren por la falta del vínculo presencial con sus familiares.

En este sentido, el purpurado solicitó que se busque alguna alternativa de encuentro para los ancianos con sus familias, aunque más no sea a la distancia, sin tocarse o bien a través del vidrio de una ventana.

Asimismo, expresó preocupación por el acompañamiento familiar y religioso en caso de fallecimientos en clínicas, hospitales y sanatorios, y también en cementerios. Un punto que fue compartido por los representantes de los otros credos.

Mesa de diálogo con las religiones
La mesa de diálogo con las religiones que analiza las diferentes fases del Plan Integral y Gradual de Puesta en Marcha de la Ciudad fue encabezada por Rodríguez Larreta, quien estuvo acompañado por el secretario general y de relaciones nternacionales porteño, Fernando Straface y el director general de Entidades y Cultos, Federico Pugliese.

En este sentido, el jefe comunal y sus colaboradores presentaron la propuesta a la tercera fase, que analiza un posible regreso de las celebraciones religiosas con aforo y tope.

El mandatario porteño agradeció el compromiso de las comunidades de fe e invitó a los líderes religiosos a continuar analizando juntos los próximos pasos para una apertura gradual.

Larreta con referentes religiosos porteños

“Seguimos comprometidos con las comunidades de fe para seguir dando pasos de manera responsable y pensar juntos la vuelta a la ‘nueva normalidad’. Porque creemos que la dimensión espiritual es clave para muchas vecinas y vecinos de la ciudad”, destacó Pugliese.

Según las autoridades porteñas, los referentes religiosos destacaron la prioridad dada por Rodríguez Larreta a la dimensión espiritual dentro del Plan de Puesta en Marcha de la Ciudad y se mostraron satisfechos por la apertura gradual de los templos con un máximo de 10 personas habilitado desde el 22 de julio.

Asimismo agradecieron el espacio dado desde el inicio de la pandemia, una mesa junto con los referentes de los credos para analizar las medidas tomadas durante el aislamiento social preventivo y obligatorio, en la que “se continúan trazando los caminos para avanzar en pos del bien común”.

Entre las iniciativas conjuntas que se vienen realizando desde el Gobierno y los cultos se destaca la disposición de vacunatorios en diferentes templos, centros de donación voluntaria de sangre, voluntariados, comedores, trabajo de contención y una red de asistencia espiritual.

“Sin duda se profundizaron senderos de cooperación y construcción entre las diferentes comunidades de fe que conviven en la Ciudad. Más que nunca, se convirtieron en actores fundamentales en el cuidado y la contención espiritual en estos tiempos de dificultad”, concluyó Pugliese.

Además del cardenal Poli y monseñor Eguía Seguí participaron de la reunión Gabriel Davidovich, gran rabino de AMIA; Ariel Eichbaum, presidente de AMIA; el rabino Diego Vovchuk, del Seminario Rabínico Latinoamericano; el presidente del Centro Islámico de la República Argentina, Aníbal Bakir; Alfredo Salas, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de Los Últimos Días; Osvaldo Carnival, pastor de la Iglesia Catedral de la Fe y miembro de Aciera, y Norberto Saracco, pastor de la Iglesia Buenas Nuevas, miembro del Consejo de Pastores de la Ciudad de Buenos Aires y Aciera.+