Jueves 29 de octubre de 2020

Liberan a los misioneros secuestrados en Camerún

  • 2 de junio, 2014
  • Ciudad del Vaticano
"La liberación de dos sacerdotes misioneros italianos vicentinos, Gianantonio Allegri y Giampaolo Martha, y de la religiosa canadiense Gilberte Bussier, es una noticia que nos llena de alegría. El Santo Padre, que desde el inicio siguió la dramática vicisitud, fue informado inmediatamente. Damos gracias al Señor porque este caso tuvo una conclusión positiva", expresa un comunicado, difundido ayer 1 de junio, del director de la oficina de prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi SJ.
"La liberación de dos sacerdotes misioneros italianos vicentinos, Gianantonio Allegri y Giampaolo Marhta, y de la religiosa canadiense Gilberte Bussier, es una noticia que nos llena de alegría. El Santo Padre, que desde el inicio siguió la dramática vicisitud, fue informado inmediatamente. Damos gracias al Señor porque este caso tuvo una conclusión positiva", expresa un comunicado, difundido ayer 1 de junio, del director de la oficina de prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi SJ.

"Al mismo tiempo, concluye el comunicado del portavoz vaticano, seguimos rezando y empeñándonos para que toda forma de violencia, odio y conflicto en las diversas regiones de África y en otras partes del mundo pueda ser superada, y renovamos el recuerdo y el compromiso por las muchas otras personas inocentes de diversa condición y edad que ?como bien sabemos? permanecen víctimas de secuestros inaceptables en diversos lugares de conflicto".

En la noche del sábado al domingo fueron liberados los dos sacerdotes italianos y la monja misionera canadiense que habían sido secuestrados en Camerún el 5 de abril por hombres armados que asaltaron la parroquia de Tchere, a 20 millas de Maroua, la capital del extremo norte del país, cerca de Nigeria. Nadie reclamó la autoría, pero todo el mundo sospecha de los terroristas islámicos nigerianos de Boko Haram.

Cuando se supo de la liberación de los misioneros, el obispo de Vicenza, en Italia, hizo sonar las campanas por toda la diócesis.

"Una gran alegría, una sensación de alivio y liberación -dijo Alessio Graziani, portavoz diocesano- invadió el corazón de todos, desde el obispo, Benjamin Pizziol y Arrigo Grendele, director diocesano de misiones".

Los dos misioneros italianos llegan este lunes a Roma donde los recibirá el obispo y hablarán con las autoridades civiles. Después irán en avión a Venecia donde los recibirán sus familiares.

La liberación fue recibida con un mensaje en Twitter del premier italiano, Matteo Renzi: "Bienvenidos de nuevo y un abrazo a su comunidad y sus amigos", escribió.

"Sentimos una gran alegría y satisfacción por el éxito de una operación llevada a cabo de manera brillante, gracias a la continua cooperación entre nuestros servicios de inteligencia y la Unidad de Crisis del Ministerio de Relaciones Exteriores", dijo la responsable italiana de Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

"Agradezco al presidente de Camerún, Paul Biya, el gran trabajo realizado y al Gobierno de Canadá, con los que trabajamos en estrecha colaboración", agregó.