Miércoles 29 de junio de 2022

Las crisis no se resuelven suspendiendo los derechos, advierten obispos peruanos

  • 6 de abril, 2022
  • Lima (Perú) (AICA)
"Piensen en el pueblo peruano, piensen en los pobres, piensen en los que los han elegido", escriben los obispos en un comunicado.
Doná a AICA.org

Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, arzobispo de Trujillo y presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), pidió al presidente Pedro Castillo que anule el decreto de prohibición de la movilidad social (toque de queda), anunciado por él el 4 de abril para las ciudades de Lima y Callao, ya que “atenta contra los derechos básicos de la población”.

En el comunicado titulado “Las crisis no se resuelven con la suspensión de los derechos”, publicado el 5 de abril, el prelado peruano explica que la medida que se tomó a raíz de las informaciones de la policía nacional peruana sobre la compleja situación del país, “es desproporcionada y el gobierno debe transparentar el porqué de su decisión. Esto es casi como un Estado de Sitio que solo se aplica, según nuestra Constitución, a casos de invasión, guerra exterior y guerra civil".

Los ciudadanos interpretan esta medida como una acción improvisada “que pone de manifiesto la falta de capacidad del gobierno para gestionar los conflictos sociales surgidos en los últimos días en muchos puntos del país”.

“Pedimos al Gobierno que no aplique esta medida, que afecta gravemente a todos”, concluye el texto de los obispos, “pero especialmente a los más pobres, que deben buscar a diario el sustento de sus familias. Recordemos que más del 70% de los trabajadores del Perú son informales”.

Pedro Castillo suspendió el toque de queda siete horas antes de su finalización, prevista para las 23.59 del 5 de abril. La medida había sido tomada tras los incidentes ocurridos la semana pasada como consecuencia de las protestas de los transportistas de cargas pesadas y de los agricultores, que se tradujeron en violencia, saqueos y agresiones, por el aumento del precio del combustible y de los productos agrícolas.

Perú atraviesa desde hace tiempo una profunda crisis, a la que se sumó la pandemia del Covid 19, que afecta a diversos aspectos: políticos, éticos, morales, sociales, ecológicos. Los obispos pidieron reiteradamente que trabajemos todos juntos con urgencia para recuperar la política, la economía y el trabajo. 

En declaraciones a RPP Noticias monseñor Cabrejos indicó que la Iglesia no es ajena a la realidad humana y no es viable crear otras crisis que claramente impiden el ejercicio pleno de las libertades de los ciudadanos.

“Piensen en el pueblo peruano, piensen en los pobres, piensen en los que los han elegido”, pidió el arzobispo al recordar que el derecho a la protesta es legítimo y la Iglesia nunca respaldó la violencia como un medio de expresión de las ideas. Por el contrario, está comprometida a trabajar por la reconciliación. Igualmente reiteró la disponibilidad de la Iglesia para encontrar espacios que contribuyan al bienestar del pueblo peruano.+