Domingo 19 de mayo de 2024

La Santa Sede en la OEA: 'La crisis en Nicaragua es motivo de especial inquietud'

  • 22 de junio, 2023
  • Washington (Naciones Unidas) (AICA)
La delegación del Vaticano reiteró su reclamo relacionado con el "respeto y la promoción de los derechos humanos, incluida la libertad religiosa", durante el 53º período de sesiones de la OEA.
Doná a AICA.org

El subsecretario para las Relaciones con los Estados y jefe de la delegación de la Santa Sede en el 53° período ordinario de sesiones de la Organización de los Estados Americanos (OEA), monseñor Miroslaw Wachowski, se refirió a la situación que vive la Iglesia católica en Nicaragua. Aseguró que la crisis en el país centroamericano es motivo de "especial inquietud", debido a que "afecta tanto a personas como a instituciones de la Iglesia católica. Un ejemplo claro, es el encarcelamiento injusto del obispo Rolando Álvarez".

El reconocimiento de la dignidad intrínseca de cada persona, la búsqueda del bien común, el respeto y la promoción de los derechos humanos fundamentales, incluida la libertad de religión y creencias, la libertad de expresión, la inclusión de las minorías étnicas y el cuidado de la casa común, son algunos de los principios que recordó monseñor Miroslaw Wachowski, en su intervención de este miércoles 21 de junio en Washington en la asamblea, dedicada al tema “Fortalecimiento de una cultura de rendición de cuentas democrática con la promoción, protección e igualdad de los derechos humanos en las Américas”.

Al recordar las palabras del Papa Francisco a los miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede en el tradicional encuentro de principios de año en el Vaticano, monseñor Wachowski recordó cómo, mirando al continente americano, el pontífice destacó "las numerosas crisis políticas en varios países, situaciones que señalan el debilitamiento de la democracia”, agravando los acuciantes problemas de los ciudadanos.

La crisis en Nicaragua, observó el jefe de la delegación de la Santa Sede, es "particularmente preocupante" y, sobre la “injusta detención” del obispo Rolando José Álvarez Lagos, manifestó que la Santa Sede está convencida "de la necesidad de superar la lógica partidista y trabajar constantemente juntos por el bien común, que incluye la búsqueda concreta de la paz que, basada en la verdad, la justicia, la libertad y el amor, “se obtiene mediante el ejercicio paciente del diálogo”. 

La intervención de la Santa Sede también examinó los desafíos humanitarios de hoy en las Américas, con especial atención a la dramática situación en Haití, “cuya actual crisis política y social está destruyendo las esperanzas de su pueblo”, destacó monseñor Wachowski, que agradeció los esfuerzos realizados por la OEA para el país, recordando su participación en el Grupo de Trabajo sobre Haití, particularmente en el campo de la asistencia humanitaria, y asegurando el apoyo para "promover la ayuda necesaria" a través de la obra social católica local.

Finalmente, se renovó el compromiso de continuar estableciendo puentes de diálogo y entendimiento, en beneficio de los más débiles y de quienes viven en situación de marginación.+