Miércoles 1 de febrero de 2023

La asistencia cotidiana de Cáritas a las familias y comunidades carenciadas

  • 6 de enero, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
Cáritas hizo público el balance del primer año del proyecto Pan de Vida, una iniciativa que responde a las crecientes necesidades alimentarias generadas por la pobreza y la exclusión.
Doná a AICA.org

Cáritas Argentina recuerda que la alimentación es un derecho fundamental, por lo que la organización caritativa de la Iglesia responde cotidianamente a las necesidades específicas y urgentes de familias, grupos y comunidades que se encuentran en situación de emergencia socio- económica.

Al concluir la pandemia, Cáritas tejió una enorme red de contención, que llevó ayuda a más de 3.200.000 personas y además suscitó la necesidad de reordenar los esfuerzos, para seguir asistiendo especialmente a los sectores más vulnerables. Así nació el proyecto Pan de Vida, una iniciativa muy concreta que responde a las crecientes necesidades alimentarias generadas por la pobreza y la exclusión.

El proyecto Pan de Vida atiende a la complejidad que presenta cada realidad y trabaja sobre cuatro ejes temáticos:

1- Mejoramiento de infraestructura y equipamientos. El objetivo es mejorar las condiciones de los comedores en donde se preparan los alimentos, introduciendo mejoras edilicias (en cocinas y baños) para garantizar la higiene; renovando el equipamiento para el mantenimiento y la preparación de alimentos (heladeras, freezers, cocinas, etc); y realizando revisiones de seguridad (conexiones eléctricas, ventilación de los espacios, estufas, ventiladores y aires acondicionados en zonas de altas temperaturas). 

2- Provisión de fondos para alimentos frescos y secos. Uno de los principales objetivos de este proyecto es mejorar la calidad en la alimentación comunitaria, incorporando productos frescos en la ingesta diaria (frutas, verduras, lácteos, carnes). Para tal fin, Cáritas brinda ayuda económica a sus comedores para la adquisición de productos locales que, a su vez, tiene un impacto positivo en las economías de las diversas zonas. 

3-  Educación para una alimentación saludable. A través de encuentros de capacitación y de la asistencia de nutricionistas locales, nos proponemos impulsar la planificación para la alimentación saludable, para incidir en problemas tales como la desnutrición y la alimentación deficiente; la nutrición en los primeros 1.000 días de vida; y la obesidad como generadora de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, etc.

Además, para brindar apoyo al trabajo cotidiano de los comedores con las cocineras y voluntarios, hemos impreso un cuadernillo de uso popular y lectura sencilla, titulado “El pan nuestro de cada día”, que ya está en distribución.  

4- Proyectos ligados a la producción de alimentos. Proponemos a las comunidades que generen proyectos ligados a alimentación (huertas comunitarias y familiares, producción de alimentos envasados u otros), no sólo para el uso directo por parte de los comedores, sino también para generar fondos que ayuden a sostenerlos. 

La respuesta alimentaria de Cáritas
El programa Pan de Vida, que ya está finalizando su primer año de trabajo, es otra iniciativa que se suma al enorme trabajo que está realizando Cáritas Argentina en materia de respuesta alimentaria.

Para tener una idea, el total de la ayuda distribuida en 2022 alcanza los 154 millones de pesos, financiados con fondos de donantes particulares, donaciones de empresas y fundaciones, fondos propios de Cáritas Argentina y convenios con el Estado Nacional (PNUD).

Esta ayuda se brinda directamente a los comedores de 310 barrios vulnerables de 14 provincias, asistiendo de manera directa a 73.692 personas. La cantidad de raciones de comida distribuidas llegó a más de 1.200.000, las cuales constituyen una enorme ayuda para muchas familias de bajos recursos que apenas logran acceder a los alimentos más económicos, de baja calidad nutricional.

Más información en www.caritas.org.ar y redes sociales.+