Jueves 19 de mayo de 2022

La Jurec de San Justo reclamó esclarecer los casos de amenazas de bombas en los colegios

  • 6 de octubre, 2017
  • San Justo (Buenos Aires) (AICA)
La Junta Regional de Educación Católica (Jurec) de la diócesis de San Justo expresó su "mayor repudio" por la reiteración de llamados sobre amenazas de bombas en los colegios de esta jurisdicción eclesiástica, y reclamó a las autoridades pertinentes "poner sus mayores esfuerzos en el esclarecimiento de estos hechos que no hacen más que atentar contra la comunidad entera, más allá de credos, confesiones o banderías políticas".
Doná a AICA.org
La Junta Regional de Educación Católica (Jurec) de la diócesis de San Justo expresó su "mayor repudio" por la reiteración de llamados sobre amenazas de bombas en los colegios de esta jurisdicción eclesiástica.

Asimismo, reclamó a las autoridades pertinentes "poner sus mayores esfuerzos en el esclarecimiento de estos hechos que no hacen más que atentar contra la comunidad entera, más allá de credos, confesiones o banderías políticas".

"Rogamos a quien corresponda atender a estos reclamos y a nuestras familias, actuar mancomunadamente para que estos hechos que nos perjudican enormemente, se puedan aclarar a la brevedad", subrayó en un comunicado.

Texto del comunicado
Los hechos sucedidos durante la jornada de hoy y los días próximos pasados, respecto de los tantos llamados amenazando con la explosión de bombas colocadas en nuestros colegios, nos obligan como Junta Regional de Educación Católica (Jurec) de la diócesis de San Justo a realizar nuestro comunicado conjunto en virtud de los siguientes puntos.

- Que los hechos de amenazas suscitados contra nuestras escuelas y las de toda la jurisdicción de La Matanza, jurisdicciones vecinas y distintas localidades de la provincia de Buenos Aires, sean confesionales, de gestión estatal o privada, merecen nuestro mayor repudio.

- Que el objeto que persigan estas amenazas de bomba, por nosotros desconocido, no hace más que poner en riesgo la integridad de nuestros jóvenes, niños, niñas y adolescentes, dado que cada evacuación nos pone en lugares poco apropiados para la contención de nuestro alumnado.

- Que cada vez que se realiza una amenaza de este tenor, no solo se violenta el normal desarrollo de la actividad escolar, sino que también se trastoca el orden familiar y laboral de tantos que deben acudir en auxilio de los evacuados.

- Que las amenazas y llamados intimidatorios no pueden ser más que actos cobardes de sujetos cobardes, quienes amparados en el anonimato, juegan con lo más preciado: la integridad de nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

- Que cada cobarde llamado y la posterior evacuación de nuestras escuelas, genera en nuestros alumnos el temor por el ingreso a nuestras instituciones y un daño psicológico que deberemos afrontar y acompañar.

- Que junto con ellos, también se pone en peligro la vida de tantos maestros y maestras, profesoras y profesores, personal de maestranza y portería, directivos y administrativos.

- Que un país crece en torno a la búsqueda del bien común, ideal que nos sostiene para construir una patria de hermanos que nos iguale e identifique, para lo cual la educación es un pilar fundamental en este sueño.

Por tanto, nos atrevemos a reclamar a las autoridades pertinentes poner sus mayores esfuerzos en el esclarecimiento de estos hechos que no hacen más que atentar contra la comunidad entera, más allá de credos, confesiones o banderías políticas.

Rogamos a quien corresponda atender a estos reclamos y a nuestras familias, actuar mancomunadamente para que estos hechos que nos perjudican enormemente, se puedan aclarar a la brevedad.+