Viernes 3 de diciembre de 2021

La Iglesia está para defender la vida

  • 16 de agosto, 2018
  • Puerto Iguazú (Misiones) (AICA)
El domingo 12 de agosto el obispo de Puerto Iguazú, Mons. Marcelo Martorell, agradeció a los cristianos y hombres de buena voluntad que se manifestaron en defensa de la vida, y los llamó a seguir defendiendo la vida, porque ésta es una empresa que recién comienza. Lo dijo a raíz de las pretensiones del gobierno en instalar nuevamente el debate por el aborto tras haber sido rechazado en el Senado de la Nación que, haciéndose eco de la voluntad del pueblo ya dijo que no al aborto.
Doná a AICA.org
El pasado domingo 12 de agosto el obispo de Puerto Iguazú, monseñor Marcelo Raúl Martorell, agradeció a los cristianos y hombres de buena voluntad que se jugaron en defensa de la vida.

En la celebración eucarística colmada de fieles en la catedral Virgen del Carmen de la ciudad de Puerto Iguazú, el obispo llamó a todos los cristianos a seguir defendiendo la vida. "Ésta -aseveró el obispo- es una empresa que recién comienza. Lo dijo a raíz de las pretensiones del gobierno de turno en instalar nuevamente el debate por el aborto tras haber sido rechazado en el Senado de la Nación. Y agregó además que querer hacer esto es negar la legitimidad del Congreso en estas cuestiones y como Poder Ejecutivo presionar al Legislativo, cuando éste haciéndose eco de la voluntad del pueblo ya dijo que no al aborto.

Ante las críticas de algunos senadores sobre el papel de la Iglesia en el rechazo del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, el obispo enfatizó que la Iglesia está para defender la vida, y si no está para eso ¿para qué está?

El prelado recordó lo lazos de la Constitución con el Evangelio y el papel esencial de la Iglesia en el nacimiento de nuestra Nación como, por ejemplo, tras la declaración de la Independencia todos los representantes juntos, en su mayoría sacerdotes, como un solo cuerpo, se dirigieron a cantar el tedeum. Y esto está atestiguado en varios libros de Historia Argentina y en las mismas fuentes, como el periódico que se imprimía en 1816, "El Redactor del Congreso" que hoy nos deja la crónica de las sesiones de Tucumán.

Creer que hoy la Iglesia debe dejar de formar parte de la sociedad, de nuestras convicciones y principios, es como renegar de nuestra madre o nuestro padre.

Nuevo párroco de la catedral
En la ocasión monseñor Martorell puso en posesión al nuevo párroco de la catedral Virgen del Carmen, el actual vicario general del obispado, presbítero Leandro Javier Rissmöller, y agradeció el trabajo pastoral realizado por el párroco saliente, presbítero Sergio Fabián Castillo, quien fue designado vicario parroquial de San Nicolás de Flue, en la localidad de Puerto Esperanza, donde se dedicará más profundamente a la vicaría de Educación Católica.

Al reflexionar sobre el Evangelio, monseñor Martorell recordó al nuevo párroco que la Eucaristía debe ser el centro de la vida parroquial, desde donde brota la fuerza de todo apostolado, y puso énfasis al decirle que no deberá descuidar nunca a los más necesitados, especialmente los ancianos y los niños.

Y a los fieles el prelado les pidió que recen siempre por sus sacerdotes, y sobre todo para que nunca le falte a la Iglesia esa fe profunda en Cristo Eucaristía, y que el Padre que está en el cielo nunca deje de atraernos hacia Él.+

[img]http://www.aica.org/subidas/4257.jpg[/img]
Pbro. Sergio Fabián Castillo