Lunes 15 de abril de 2024

La Iglesia en América Latina se une en oración por Haití

  • 16 de marzo, 2024
  • Bogotá (Celam) (AICA)
El CELAM, la CLAR y Cáritas Latinoamérica convocan a una jornada con esa intención para el próximo 22 de marzo, el tradicional Viernes de Dolores. "Todos por Haití", es el lema.
Doná a AICA.org

“Todos con Haití”: con este lema, el Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (CELAM), la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR) y Cáritas Latinoamérica se unen para convocar a una Jornada continental de oración por Haití, para el próximo viernes 22 de marzo.

El país caribeño pasa por una de sus horas más aciagas, producto de una escalada de violencia por parte de grupos criminales y de inestabilidad política, tras la renuncia del primer ministro Ariel Henry, y sin que se haya convocado a elecciones generales.

Asimismo, la Iglesia se ha visto cercada en su trabajo pastoral por la ola de secuestros a religiosos, misioneros y sacerdotes, incluido un atentado con explosivos contra monseñor Pierre André Dumas, vicepresidente del Episcopado.

Las organizaciones convocantes admiten que “la solución no está directamente en nuestras manos”, sino que requiere de la valentía y determinación de “hombres y mujeres con poder de decisión nacional e internacional”.

Sin embargo, “estamos convencidos de la fuerza y el poder de la oración, que además nos acerca y expresa nuestra solidaridad con el pueblo haitiano”.

Con la Virgen de los Dolores
El CELAM, CLAR y Cáritas LAC plantean esta pregunta del libro del Génesis: "¿Dónde está tu hermano?", para pedir a todas las parroquias, congregaciones, institutos, organizaciones y redes eclesiales de América Latina y ell Caribe “no estar indiferentes” ante el sufrimiento de todo un pueblo.

De hecho, se escogió el 22 de marzo porque ese día, “en muchas comunidades, se sigue celebrando el ‘Viernes de Dolores’ o ‘María al pie de la cruz’; por lo tanto, “es la Virgen quien se asocia a los dolores de su Hijo. Es María, dolida hoy por su Hijo en el rostro del pueblo haitiano, crucificado por la miseria y la violencia”.

“A ella, Madre de ternura y misericordia, queremos pedir su intercesión para que el Señor allane los caminos, disponga los corazones, mueva las voluntades, para que nuestros hermanos puedan gozar pronto de una Vida plena”, señalaron las organizaciones.

¿Cómo participar?
Esta jornada de oración se ha propuesto, en medio de este tiempo litúrgico de Cuaresma, para no permanecer indiferentes ante el dolor del pueblo haitiano; por ello, “ese día, que nuestras prácticas cuaresmales estén dirigidas con esa intención; pero también es importante hacer visible esa situación para despertar la atención sobre su gravedad y dramatismo”.

Se ha propuesto al respecto –cada quien desde sus lugares– “realizar algún gesto, momento o acción comunitaria concreta”, lo cual incluye peticiones en la Eucaristía, intenciones en el rosario u oraciones comunitarias.

Lo esencial es “unirnos al clamor del pueblo haitiano, para que esa voz sea escuchada en la tierra y en el Cielo, confiados en la misericordia de Dios y en su compasión por sus hijos”.+ (ADN CELAM)