Viernes 2 de diciembre de 2022

La Iglesia caldea aprueba un nuevo misal

  • 21 de octubre, 2020
  • Bagdad (Irak) (AICA)
Por primera vez, el misal estará en dialecto siríaco, árabe, inglés y caldeo dialectal.
Doná a AICA.org

La Iglesia caldea, a instancias del patriarca caldeo y de los obispos, renovó recientemente la liturgia. La necesidad urgente de responder a los cambios de la modernidad y las reiteradas demandas de los fieles, y para que pueda ser comprendida por un mundo musulmán que mira, y asiste, con creciente interés a las celebraciones.

El patriarca caldeo, cardenal Louis Raphael Sako explicó las razones y los pasos que llevaron al cambio. 

“La renovación del pensamiento y la ciencia -escribe el patriarca en un mensaje difundido por AsiaNews- es un estado natural necesario, vital y legítimo debido al cambio de las personas, el tiempo, la mentalidad, la cultura y las circunstancias. En el ámbito religioso debería ser una prioridad, porque mucho ha cambiado - especialmente en los últimos tiempos - a raíz de la influencia de las redes sociales, que transformaron el mundo en una pequeña aldea digital. Por eso la renovación del discurso religioso se convirtió en una necesidad urgente e imprescindible.

El cardenal Sako y presidente de la Conferencia Episcopal Iraquí, destaca en su mensaje que “la Iglesia no es prisionera de antiguas tradiciones y de un rígido patrimonio basado en el adoctrinamiento y la memorización. Ella debe llevar la buena noticia del Evangelio a todos los tiempos y lugares, respondiendo al mandato misionero”.

Y subraya además que “la Iglesia está abierta al mundo con un espíritu pragmático y holístico, su característica principal es el ecumenismo: no es solo para un pueblo específico, un género específico, un idioma específico, una geografía específica, ¡sino que es para todos!”

Las Iglesias católicas orientales son Iglesias sui iuris, es decir que tienen una estructura (el Sínodo) para gobernar su vida interna. La Congregación para las Iglesias Orientales fue creada hace un siglo para ayudar a estas realidades a desarrollarse, no para dar órdenes o anular los decretos de un patriarca o del Sínodo, sino porque entre ellas hay unanimidad, explica el patriarca caldeo en su nota.

“El 9 de febrero pasado, los patriarcas católicos orientales nos reunimos con el papa Francisco y le expresamos nuestras dificultades. Él nos respondió: "Cuando el semáforo está en rojo es difícil avanzar". Hoy nuestros obispos son todos graduados, preparados y conscientes de los desafíos pastorales”, explicó el cardenal Sako.

Una antigua tradición litúrgica
En la Iglesia caldea hay tres anáforas: la primera de Addai y Mari, del siglo III aproximadamente; la segunda de Nestorio y la tercera de Teodoro de Mopsuestia. Las dos últimas pertenecen a la tradición bizantina, son largas y se caracterizan por un vocabulario complejo y difícil de entender para nuestra cultura. Hace años que no se celebran funciones con estas dos últimas anáforas.

El cardenal Sako comentó que “ante el cambio de cultura y sensibilidad de las personas que hoy se instruyen, en unión con los obispos hemos tratado de hacer una actualización, tomando como referencia el Concilio Vaticano II, para ayudar a nuestros fieles a participar en la liturgia y vivir lo que rezan. Un paso que sigue las huellas de lo que ya hizo la Iglesia latina”. 

“Cuando fui elegido Patriarca caldeo me preocupé de inmediato por la reforma litúrgica, tarea que asumí en comunión con los obispos, porque nuestro pueblo ya no comprende la lengua siríaca y su vocabulario. La misa no es un museo sino un patrimonio común para hablarle a la gente”, escribe el purpurado iraquí. 

Y explica: “En los últimos años ha habido un trabajo positivo de actualización de la anáfora de Addai y Mari y de la segunda de Nestorio, y hemos preparado una nueva anáfora de "Santo Tomás", más corta y dinámica, con oraciones que se alternan, inspiradas en nuestra liturgia, teología y espiritualidad. La tercera anáfora de Theodore sigue siendo válida para los que quieran celebrar con ella, pero no creo que lo hagan, por su extensión y vocabulario”. 

“A partir de este domingo ya empezamos a celebrar con este misal, que por primera vez, está en dialecto siríaco, árabe, inglés y caldeo dialectal”, finaliza el patriarca caldeo. +