Jueves 22 de febrero de 2024

La icónica Plaza del Agua de Mar del Plata pasó a llamarse Cardenal Eduardo Pironio

  • 5 de julio, 2023
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
El obispo Gabriel Mestre bendijo la reimposición del nombre que Obras Sanitarias le dio a la Plaza del Agua para recordar el legado del segundo obispo de Mar del Plata.
Doná a AICA.org

Desde el lunes 3 de julio, una de las plazas más icónicas de la ciudad de Mar del Plata tiene un nuevo nombre: “Plaza del Agua Cardenal Eduardo Pironio”. En realidad, se trata de una reimposición, dado que la ordenanza municipal 15210, del 3 de febrero de 2003, aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante, ya preveía la denominación, pero recién ahora se oficializó. Así es que el espacio popularmente conocido como Plaza del Agua pasa a llamarse cardenal Eduardo Pironio, en recuerdo del legado del que fuera segundo obispo de Mar del Plata.

El obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre, junto a las autoridades de Obras Sanitarias (OSSE), participó del acto de la reimposición del nombre del obispo marplatense, que acompañará al de Plaza del Agua, y se descubrió y bendijo un cartel con la nueva denominación. 

Durante el acto, monseñor Mestre dijo que “la ordenanza del 2003 habla de la transparencia y la pureza, dos valores propios de Pironio y que nos gusta destacar como paradigmas para todos los jóvenes”, y agradeció a las autoridades de OSSE por la colaboración ante las necesidades de los más pobres y necesitados, honrando el espíritu del cardenal Pironio. 

En tanto, el arquitecto Carlos Katz, presidente de OSSE, dijo: “Es un honor retomar el nombre de Cardenal Pironio para esta querida Plaza del Agua, honrando la memoria de un gran hombre, que fue promotor de la Marcha de la Esperanza y luego de los encuentros mundiales de la Juventud”; y luego la vicepresidenta de esa organización, Cristina Coria, agradeció la presencia de las autoridades en el acto.

Historia de la Plaza del Agua
Ubicada en el corazón del paseo comercial de la calle Güemes, se trata de una manzana que combina espacios verdes con una parte seca. También cuenta con un anfiteatro y con un edificio que funciona como centro cultural. Es habitual ver familias enteras disfrutando de la plaza durante todo el año, pero en la temporada de verano la Plaza del Agua goza de un pico de visitas y popularidad. En sus instalaciones se realizan ferias, fiestas y festivales al aire libre, y todo tipo de espectáculos infantiles y presentaciones musicales.

El predio está íntimamente ligado a los primeros pozos de agua en Mar del Plata, realizados y gestionados por Obras Sanitarias de la Nación. En 1914, se estableció una usina generadora de energía en la actual esquina de Güemes y San Lorenzo. Su propósito era suministrar energía eléctrica a las estaciones elevadoras de agua y los desagües cloacales. Fue fundamental para el desarrollo y crecimiento de la ciudad, y también proveyó de energía eléctrica al tranvía. Antiguamente, en la manzana funcionaban talleres generales de automotores e instalaciones electromecánicas, oficinas administrativas, un depósito principal de materiales, y casas de encargados y jefes de distrito. 

Eduardo Pironio: segundo obispo de Mar del Plata y siervo de Dios
El cardenal argentino dejó una huella imborrable en la historia de la Iglesia argentina, particularmente en la diócesis de Mar del Plata. Fue el segundo obispo que tuvo la ciudad, entre 1972 y 1975, y se lo recuerda por haber acercado la doctrina católica a la ciudadanía con sus modos simples y profundos. 

Hijo de italianos, Pironio fue el último de los veintiún hijos del matrimonio de sus padres, y siempre recordaba la acción de Dios en esa proeza. Es que luego de tener a su primer hijo a los 18 años, su madre pasó muchos meses en la cama y con un diagnóstico médico que indicaba que no podría tener más hijos.

Un legado importante de Pironio, que aún puede verse y disfrutarse en la ciudad, es la Marcha de la Esperanza, de la que fue creador y promotor. Se trata de una peregrinación popular que se celebra en diciembre, coincidiendo con la festividad de la Inmaculada Concepción de la Virgen, y que recorre unos 10 kilómetros desde la Gruta de Lourdes ubicada en el Puerto hasta la iglesia catedral.+