Sábado 31 de octubre de 2020

Benedicto XVI agradece a los fieles: "He contado casi mil cartas de pésame"

  • 8 de septiembre, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa emérito agradeció a los fieles todas las muestras de pésame que le han llegado tras la muerte de su hermano

El papa emérito Benedicto XVI escribió una carta "colectiva" a todas las personas que expresaron sus condolencias por la muerte de su hermano Georg. Además quiso mencionar el molesto herpes que le afectó durante este verano. 

En una carta firmada por el propio Benedicto XVI, y enviada a la agencia de noticias italiana Adnkronos, y con fecha de agosto de 2020, el Papa agradece las "mil" cartas de pésame recibidas.

"Queridos amigos – se lee en la carta - después de mi visita a Ratisbona y de la muerte de mi querido hermano Georg poco tiempo después, recibí tantas cartas personales que nunca hubiera imaginado y eso me conmovió profundamente. Hemos contado casi mil”.

"Al mismo tiempo, sin embargo -observa el papa emérito- un herpes-zoster, que había comenzado a manifestarse el día antes de mi partida a Ratisbona, ha ido tomando formas que han impedido cualquier intento de respuesta personal por mi parte".

El papa emérito concluye la carta "colectiva" pidiendo comprensión ante el hecho de que no haya podido responder personalmente a cada una de las misivas. “Pedirles de corazón que comprendan que sólo puedo enviar esta carta colectiva como expresión de mi más cordial agradecimiento”, añadió.

Un verano difícil para el papa emérito
No fue un verano fácil para Joseph Ratzinger debido seguramente a la muerte de su hermano Georg. Pudieron despedirse a mediados de junio, cuando el Papa emérito acudió a su país natal para visitarle durante su enfermedad. Era la primera vez que Joseph Ratzinger salía de Italia desde su viaje al Líbano en 2012.

Los dos hermanos estuvieron siempre muy unidos. Todos los años, Georg pasaba un periodo en el monasterio Mater Ecclesiae, donde reside Benedicto XVI. Sin embargo, debido a la salud de Georg, este encuentro no se había podido producir este año.

"Que Dios te pague, querido Georg, por todo lo que has hecho, sufrido y me has dado", escribió el papa emérito en el obituario dedicado a su hermano. 

El arzobispo Gänswein tuvo que luchar varias veces con lágrimas para leer el texto. En la carta Benedicto XVI da una explicación de su sorprendente viaje a Ratisbona para visitar a su hermano en su lecho de enfermo el pasado 18 de junio. 

"No pidió mi visita. Pero sentí que era hora de ir a él de nuevo. Por esta señal interior que el Señor me ha dado, estoy profundamente agradecido. Cuando se despidieron en la mañana del 22 de junio, justo antes del vuelo de regreso a Roma, ambos habrían entendido "que sería una partida de este mundo para siempre". 

Pero también sabían que Dios "que nos ha dado esta unión en este mundo también reina en el otro mundo y nos dará una nueva unión", se puede leer en la carta.+