Martes 27 de octubre de 2020

La diócesis de San Carlos de Bariloche celebró su 27° aniversario

  • 24 de julio, 2020
  • San Carlos de Bariloche (Río Negro) (AICA)
Con una misa presidida por el obispo de San Carlos de Bariloche, monseñor Juan José Chaparro, la diócesis celebró el 22 de julio su 27° aniversario.

Con una misa presidida por el obispo de San Carlos de Bariloche, monseñor Juan José Chaparro CMF, en la parroquia La Inmaculada Concepción, la diócesis celebró el 22 de julio su 27° aniversario.

La celebración fue transmitida a través de YouTube y Facebook, por lo que los fieles pudieron acompañar los festejos desde sus hogares.
En su homilía, destacó: “Nacimos como una historia de una familia, de la Iglesia de Río Negro, hace unos cuantos años, y esta Iglesia rionegrina con sus pastores, con sus misioneros, con sus catequistas, con sus familias, hoy está viva en cada uno de nosotros, en muchos rostros, muchas historias de gente de aquí y de gente venida de otras partes, pero unidos en el Señor”, afirmó.

“En los distintos rincones: la montaña, la estepa, ahí está el pueblo de Dios, la familia, y esta es una Palabra de Dios. Dios nos habla en la historia, nos ha hablado y nos sigue hablando. Por gracia de Dios, por bendición de Dios hoy tenemos fe en el señor Jesucristo, estamos vivos, nuestras comunidades están vivas en los sacerdotes a quienes agradezco especialmente su servicio, su misión; en los consagrados y consagradas; en los laicos y laicas; en catequistas, misioneros, familias cristianas. Es una palabra amorosa de Dios y damos gracias”, destacó.

En el día de Santa María Magdalena, y tomando las palabras del Evangelio, el obispo reflexionó: “María Magdalena es la primera testigo de la resurrección. Quisiera iluminar con esta Palabra de Dios, en algunos puntos, nuestra propia vida. María Magdalena es, según el Evangelio, aquella mujer que en la madrugada, en la oscuridad, sigue buscando al Señor, posiblemente para llevarle perfume, cuidarlo. Sigue buscando al Señor en el dolor, en la oscuridad, porque se sintió amada y bendecida por Jesús. En su existencia caló demasiado fuerte el amor de Jesús, y eso es la vida de todos nosotros”, aseguró. 

“Damos gracias a Dios porque hemos sido bendecidos y experimentamos sus bendiciones en nuestras vidas, en nuestra fe, en nuestras familias, en nuestras comunidades, cada uno con una historia única”, reconoció. “También nuestras comunidades, con distintas historias, hemos experimentado el amor de Jesús y por eso, como María Magdalena, buscamos su rostro y esta es nuestra vocación”, sostuvo.

“Esta Iglesia de San Carlos de Bariloche está llamada por su nombre: tiene su vida, su historia, y entre todos juntos en este camino sinodal buscamos cuál es nuestra respuesta a Dios, lo que nos marca, lo que nos caracteriza, y esto lo tenemos que ir dando entre todos para expresar una  respuesta alegre y generosa a Jesucristo con nuestras vidas, con nuestro canto, con nuestra manera de ser, con nuestros paisajes”.

Finalmente, señaló que “celebrar un cumpleaños es celebrar no sólo que estamos vivos, sino que estamos llamados a recrear esta respuesta a Dios, nuestro Señor, y a la humanidad que espera el mensaje de Jesús. Iglesia de San Carlos de Bariloche, ve a anunciar a los hermanos, ve con nuevas maneras, como sea, a anunciar al mundo, porque el nombre de Dios, el nombre de Jesús, da vida a la humanidad cuando creemos en Él”.+