Viernes 17 de septiembre de 2021

La diócesis de Oberá tiene un nuevo sacerdote

  • 16 de diciembre, 2016
  • Oberá (Misiones) (AICA)
Con una misa celebrada en la parroquia Santa Rita, de Oberá, el diácono Néstor Fabián Szyszkowski fue ordenado sacerdote por el obispo, monseñor Damián Bitar. En su homilía, el prelado llamó al nuevo presbítero a llevar una vida de "fe, oración y alegría", siguiendo el ejemplo del Santo Cura Brochero.
Doná a AICA.org
El diácono Néstor Fabián Szyszkowski fue ordenado sacerdote el 9 de diciembre en una celebración eucarística presidida por el obispo de Oberá, monseñor Damián Bitar, que tuvo lugar en la parroquia Santa Rita.

Acompañaron la celebración el obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, los hermanos sacerdotes Marcos y Marcelo Szyszkowski, demás sacerdotes y diáconos de las diócesis de Oberá y Posadas.

En su homilía, monseñor Bitar agradeció el acompañamiento del presbítero Jorge Noguera, párroco de Santa Rita, y de la comunidad parroquial durante los años de ejercitación pastoral de Fabián, así como el apoyo y cercanía del laicado y de la Obra de las Vocaciones en la preparación de la celebración.

El obispo manifestó "gran alegría" al contar con la presencia del obispo de Posadas, diócesis madre, Juan Rubén Martínez; como así también de diversas autoridades provinciales, municipales y de las fuerzas de seguridad.

El prelado compartió con Fabián lo que considera un "programa de vida": Fe, oración y alegría. La fe, como don precioso para vivir "en el radio del corazón de Jesús y de María"; la oración, como "llave que abre el corazón de Dios"; y la alegría, aún en las dificultades o compartiendo situaciones dramáticas, ya que la alegría verdadera "brota de un corazón que se sabe misericordiado por Dios y por eso evita maltratar a las personas".

Monseñor Bitar le advirtió también al nuevo sacerdote sobre el riesgo del activismo, "que en poco tiempo te puede vaciar el alma sacerdotal". Ante eso, destacó el valor de la oración, que lo librará "de la tentación de ?creérsela?; de pensar que es ?uno? quien salva, convierte o sana"

El obispo deseó que Fabián tenga "el celo misionero" del Santo Cura Brochero, que "salió a buscar a todos para conducirlos a Jesús, plenitud de la Verdad y de la Vida", y lo llamó a considerarse un sacerdote "sin fronteras", que se incline ante las heridas de muchos hermanos necesitados.

Tomando como ejemplo al santo cordobés, señaló también la necesidad de "la predicación sencilla del Evangelio", a través de la catequesis y de la homilía, y de "la vida austera" como la que llevaba Brochero: "Recordemos con frecuencia de dónde venimos", indicó el prelado.

Por último, monseñor Bitar recordó el amor de Brochero a "la Purísima", encomendándole todo a la Virgen, desgranando incontables rosarios por los fieles, por la Iglesia y por el mundo. "A Ella te encomendamos y le encomendamos la familia diocesana que se regocija por el don de un nuevo servidor", concluyó.+