Lunes 27 de septiembre de 2021

La atención de la parroquia San Antonio de Padua pasó a manos del Obispado de Merlo-Moreno

  • 25 de junio, 2021
  • Merlo (Buenos Aires) (AICA)
Con la firma de un convenio entre el obispo de Merlo-Moreno, y el ministro provincial franciscano, la atención de la parroquia San Antonio de Padua pasó a manos del Obispado.
Doná a AICA.org

Con la firma de un convenio entre el Obispado de Merlo-Moreno, representado por el obispo, monseñor Fernando Carlos Maletti; y la provincia franciscana de la Asunción de la Santísima Virgen del Río de la Plata, representada por el Ministro provincial, fray Emilio Luis Andrada OFM, el Obispado de Merlo-Moreno asumió la cura pastoral de la parroquia San Antonio, en la localidad de Padua, provincia de Buenos Aires.

El convenio fue firmado el 18 de junio y se debe a que la Orden franciscana no puede continuar brindando la debida atención pastoral de la parroquia, por falta de propios sacerdotes.

Las conversaciones habían comenzado en octubre de 2019, cuando se le informó a monseñor Maletti sobre la decisión, fundada en la escasez de hermanos, el alto promedio de edad y estando buena parte de ellos en situación de atención permanente en la enfermería de la entidad, situación que le hacía imposible atender gran parte de las parroquias que tiene asumidas en varias provincias de la Argentina y Paraguay.

Monseñor Maletti, si bien lamentó la situación, se mostró, desde el inicio, dispuesto a colaborar con un tiempo de transición en el que los fieles de Padua pudieran experimentar, sin tropiezo, el paso de una entidad a otra. Si bien esa fue la intención, la sobrevenida pandemia del Covid-19 produjo una alteración en el culto.

No obstante, el 25 de abril de 2021, anticipadamente a la firma del convenio, tuvo lugar la puesta en posesión del nuevo párroco del clero de la diócesis de Merlo-Moreno, el presbítero Leonardo Andrés Maggiorini. En la misa, presidida por monseñor Maletti, y concelebrada por el Ministro provincial franciscano, fray Andrada hizo una breve reseña histórica de la presencia franciscana en la localidad de San Antonio de Padua. Si bien estaban desde antes, la parroquia como tal, comenzó a prestar su servicio el 12 de junio de 1942, cuando el entonces arzobispo de La Plata, monseñor Juan Pascual Chimento, declaró al templo como iglesia parroquial.

Fueron 79 años de servicio parroquial ininterrumpidos, en los que se sucedieron 18 párrocos, que contribuyeron a la urbanización de la zona, la atención del número creciente de fieles, y la educación, por medio del Centro educativo San Antonio de Padua.

En este momento, animan a rezar, a tener confianza, a pedir por las vocaciones laicales, religiosas y sacerdotales, para que venga a nosotros un nuevo tiempo promisorio.+