Miércoles 25 de mayo de 2022

La Asamblea Sinodal de Buenos Aires avanza y sigue dando frutos

  • 8 de noviembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Durante la IV Sesión, se destacó que el Documento de Trabajo es una invitación a soñar con una Iglesia de la caridad servicial, el Evangelio compartido, la Eucaristía festiva y la comunión sinodal.
Doná a AICA.org

La Asamblea Sinodal de Buenos Aires avanza y sigue dando frutos. El sábado 6 de noviembre se desarrolló la IV Sesión a partir del cuatro capítulo del Documento de Trabajo "Caminar juntos para que la vida en Buenos Aires sea celebración y fiesta de la fe".

Luego de la oración junto al arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, y los más de 200 sinodales presentes, el relator general, monseñor Ernesto Giobando SJ, hizo una introducción del trabajo del día y se manifestó interpelado por algunas palabras que resuenan en este capítulo: vida, alegría, celebración, liturgia y belleza.

La relatora adjunta de este cuarto encuentro fue Nora Beatriz Rodríguez OCV. En su exposición, destacó la importancia que tiene la intima conexión que existe entre los distintos capítulos del documento y la mirada mariana que permiten soñar con una Iglesia de la caridad servicial, el Evangelio compartido, la Eucaristía festiva y la comunión sinodal.

Asimismo, compartió dos preguntas importantes que propone el documento para la jornada: ¿Cómo alcanzar una liturgia viva que vivifique la Iglesia por la celebración de los misterios? ¿Qué caminos renovar o inaugurar, para ser más plenamente signo e instrumento de comunión con Dios y de una humanidad fraterna?

Al mismo tiempo, destacó la importancia de la Eucaristía como centro de la vida cristiana y la vida eclesial; y de la piedad popular como experiencia de encuentro con Dios, experiencia de fraternidad y canal misionero. 

Al finalizar, la relatora adjunta afirmó que para renovar la misión es imprescindible aprender a contemplar, en la multiculturalidad de Buenos Aires, “la belleza del rostro pluriforme de la Iglesia”.

A continuación, los delegados sinodales trabajaron en grupos mínimos y menores a partir de las propuestas contenidas en el capítulo cuatro del Documento de Trabajo.

La tarde comenzó con la intervención de monseñor Enrique Eguía Seguí, secretario general, quien se refirió a las características de los documentos finales de la Asamblea Sinodal, fruto del recorrido de proceso sinodal, y el modo de votación que se llevará a cabo en la última sesión. Luego Enrique Catalano y el presbítero Andrés Di Ció, miembros del Consejo de redacción, presentaron una síntesis de las conclusiones y aportes de la IIIª Sesión.

Catorce sinodales presentaron a la Asamblea diferentes aportes sobre el cuarto capítulo. Las exposiciones se refirieron a la participación de los fieles en las celebraciones litúrgicas, a los equipos de liturgia en las comunidades, a la realidad de lo sagrado en la ciudad, a la oración y la contemplación.

Al mismo tiempo, se hizo referencia a la adoración al Santísimo Sacramento, al lugar de la familia en la transmisión de la fe, los santuarios y la pastoral hospitalaria. Por último, algunos aportes destacaron la "sed de Dios" que hay en la ciudad, la importancia de la celebración para los niños y la belleza en el anuncio. Finalmente se eligieron cinco miembro para constituir una comisión para la redacción de un Mensaje al Pueblo de Dios de parte de la Asamblea Sinodal. 

La Sesión concluyó con un aporte del cardenal Poli al capítulo 4 y una semblanza sobre el patrono de Buenos Aires, San Martín de Tours en la proximidad de su festividad.

Más información en www.encamino.org.ar y redes sociales.+