Jueves 26 de mayo de 2022

La Argentina se hizo presente en la 49° Marcha por la Vida de Estados Unidos

  • 24 de enero, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Una delegación argentina participó el 21 de enero de la Marcha por la Vida en Estados Unidos, donde se pretende que este año se logre revertir la ley de aborto.
Doná a AICA.org

El doctor Fernando Secin, junto con su familia y amigos, representó a la Argentina en la 49° Marcha por la Vida realizada el 21 de enero en Washington, Estados Unidos, donde se busca lograr que en 2022 se revierta la ley de aborto.

Con una bandera celeste y blanca, la delegación argentina recorrió las calles de la capital estadounidense en nombre de los argentinos y en especial de los médicos por la Patria, tan golpeados con la ley.

En una entrevista con Faro Films, el doctor Secin se refirió a lo vivido en la marcha: "Fue espectacular, calculo más de un millón de personas. Un despliegue enorme, impecable. Lo que me llamó la atención fue ver a tantos jóvenes marchando y muchos sacerdotes y consagradas. Muchos colegios y universidades católicas, líderes y organizaciones provida. Y no puedo dejar de señalar el enorme honor que tuve de llevar nuestra bandera celeste y blanca y enarbolarla en la marcha", destacó.

En cuanto a los pedidos que se expusieron en esta marcha, señaló: "Creo que el mayor énfasis y toda la esperanza está puesta en revertir la sentencia de Roe versus Wade que dio origen al aborto en los Estados Unidos".

"Creo que la evidencia más clara de que Biden está con miedo a que se revierta la ley, es el nombramiento que hizo el 13 de enero de la jurista Sarah Cleveland como asesora legal principal del departamento de Estado. Ella es muy conocida por promover el aborto como derecho humano internacional cuando trabajó en el Comité de Derechos Humanos de la ONU".

Por su parte, Jeanne Mancini, presidenta de March for Life, organizadora de la Marcha por la vida, expresó: “Esperamos y rezamos para que este año, 2022, traiga un cambio histórico para la vida”.

La Ley nacional de aborto legal en los Estados Unidos se decretó en 1973 por un caso protagonizado por Norma Leah McCorvey, más conocida por su pseudónimo legal Jane Rode, que se enfrentó a  Henry Wade, el fiscal de distrito del condado de Dallas. La joven se declaró víctima de una violación y pidió abortar en el Estado de Texas, lo que era un delito.  El polémico caso Rode vs. Wade llegó a la Corte Suprema, que en un fallo sin precedentes dictaminó que la Constitución de Estados Unidos protege la libertad de una mujer embarazada para elegir abortar sin excesivas restricciones gubernamentales.

Este fallo que ya provocó el genocidio de cerca de 60 millones de bebés, fue puesto en dudas en 1995, cuando Jane Rode salió a declararse en contra del aborto y sorprendió al mundo dando charlas provida y trabajando para revocar la ley que llevaba su nombre.

Pero lo que comenzó a tambalear la norma sucedió en 2017, cuando Jane Rode (Norma McCorvey) en un documental filmado en los meses previos a su muerte, declaró que todo era mentira, que no había sido violada, alegando que solo lo hizo porque le pagaron los grupos pro aborto.

Casualmente hasta el 2018, los jueces de mayoría demócrata votaban sistemáticamente en favor de proteger el derecho al aborto, hasta que llegó al gobierno Donald Trump. A partir de sus nombramientos de jueces por muerte y reemplazos, la Corte pasó a estar dominada por los conservadores. Esto abrió un hilo de esperanza en el mundo provida.

Y esta esperanza comenzó a hacerse realidad el año pasado a partir de un fallo en espera de la Corte Suprema sobre aborto: Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization acerca de una ley del Estado de Mississippi que restringe los abortos posteriores a la semana 15.

Si en junio de este año, la Corte da una fallo a favor de la vida, podría revertir la sentencia Rode vs. Wade y otra sentencia de 1992 entre Planned Parenthood versus Casey, en que la Suprema Corte reafirmó el aborto.

Si Rode vs. Wade y la decisión judicial relacionada en el caso Planned Parenthood of Southeast Pennsylvania vs. Casey fueran anuladas, la regulación del aborto volvería a las legislaturas de los 50 Estados para su decisión.

Alberto Calimani, de Saint Gabriel Mission, quien participó en la marcha, explicó a Faro Films: “Hay mucha esperanza comparada con las marchas anteriores con el caso que hay en la Corte Suprema. No quiere decir todavía que el aborto va ser totalmente eliminado, todo dependerá de los 50 Estados, pero más de la mitad es provida y sería más fácil. Ya hay muchos Estados que están aprobando la Ley de Latidos del Corazón como en Texas, y eso reduce los abortos por muchísimo. Como católicos confiamos en la virtud de la esperanza”, aseguró, y agregó: "Ayer la Argentina fue muy bien representada en la marcha, se dejan sentir nuestros hermanos argentinos“.+