Miércoles 25 de mayo de 2022

La Acción Católica en Buenos Aires tiene nuevas autoridades

  • 14 de diciembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
La institución laical será presidida en el período 2021/24 por Ana María Pérez Bodria, secundada por las Rafael Iglesias y Andrea Fabiola Kaskonas, en las vicepresidencias. Mons. Juan C. Ares, asesor.
Doná a AICA.org

En la XXX Asamblea Arquidiocesana de la Acción Católica Argentina, monseñor Enrique Eguía Seguí, obispo auxiliar de Buenos Aires y asesor general de la entidad laical porteña, procedió a nombrar a las nuevas autoridades para el trienio 2021-2024: Ana María Pérez Bodria, presidenta; Rafael Iglesias, vicepresidente primero, y Andrea Fabiola Kaskonas, vicepresidenta segunda. 

El prelado anunció que el nuevo asesor general será monseñor Juan Carlos Ares, obispo auxiliar de Buenos Aires, y al despedirse recordó que la organización laical "está directamente relacionada con la pastoral, es la institución laical del obispo cuyos ejes son la escucha, el diálogo, la misericordia junto al Sínodo”.

Asimismo, se efectuó la elección del resto de las autoridades del Consejo: Gabriela Verónica García (secretaría), Andrea Apostólico (tesorera), Gastón Granja (responsable de Formación), Andrés Mazzaro (responsable de Adultos). Los vocales del Área Adultos serán Ana María Rodríguez Villafañe, Fernando Certoma y Guadalupe Romero; los vocales del Área Aspirantes, Magali Vargas y Macarena Alvarenga; vocales Área Joven: Eugenia Curcio, Valeria Argañaraz y Johana Fumero, y responsable Sectores, María Cristina Dabus.

Pérez Bodria, flamante presidenta, le agradeció al cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, que depositó en ella la confianza de la conducción, y señaló: “En pos de una Acción Católica en salida, que vive la alegría de evangelizar en una arquidiócesis en camino sinodal, viviendo los efectos de una pandemia, necesitamos profundizar el trabajo misionero,  cercanos a todos y sabiendo que la tarea comienza por la escucha atenta a todos aquellos que se nos aproximan”.

Además, haciéndose eco de las palabras del papa Francisco, tuvo presente la imagen de María, que llegó a la casa de Isabel para ayudarla en los últimos tres meses de su embarazo. “Manifiesto mi propósito de ser la servidora de la AC de Buenos Aires, en estos próximos tres años y les pido a todos que me acompañen en este servicio a la Iglesia de Jesucristo”, pidió.

Por su parte,  como representante del Consejo Nacional de Acción Católica, Adrián Álvarez, invitó a pensar “con memoria agradecida” los 90 años de institución, extendiendo este reconocimiento a los que acompañaron a la AC, al tiempo que exhortó “a mirar hacia adelante como indica el Papa Francisco y considerar que el Señor nos regaló la pandemia, cambió la cancha, y nos pide  estar más cerca del otro, caminar juntos, aspectos en los que  nuestra institución tiene experiencia”.

El presidente saliente, Gonzalo Zabala, resumió el trabajo diocesano desarrollado y detalló cómo en medio de la pandemia de Covid-19 cada uno resultó afectado personal, social, eclesial e institucional. Asimismo, agradeció a los dirigentes parroquiales y diocesanos, a sus respectivas familias, “que mantuvieron el trabajo pese a todas  las dificultades” y a los asesores monseñor Eguía Seguí y presbítero Omar Di Mario, fallecido este año.

Talleres
En el marco de la Asamblea, se desarrollaron tres talleres sobre: "Relación grupo parroquial ad intra", a cargo el presbítero Sebastián García; "Relación Parroquia- Barrio", guiado por Alberto Rossi y "Relación entre Parroquias-Consejo", bajo la orientación de Mariano García.

Con respecto a las parroquias, se fijó la finalidad de “reforzar la presencia parroquial con la colaboración de cada miembro de Acción Católica desde su carisma personal y en eventos puntuales. Se acompañará el camino  de las parroquias y de los dirigentes parroquiales y diocesanos bajo la premisa: ¿En qué te puedo ayudar? La propuesta de este nuevo método de trabajo, es que trabajen todos los militantes de AC unidos, en forma colaborativa y participativa, siendo servidores al estilo de San José, humildes, silenciosos, cercanos”.

Monseñor Ares iluminó el último taller con el Evangelio de San Lucas 2,41-52: “La Sagrada Familia todos los años va a Jerusalén para festejar la Pascua, caminando juntos, con la misma Fe, y todos eran vecinos y se conocían. Ya de regreso  se dan cuenta que Jesús no estaba en la caravana. No estaba en ningún lugar que frecuentaban, sino entre los Doctores de la Ley”.

“Sus padres quedan muy sorprendidos al ver la atención de estos maestros. Exactamente nos ocurre a nosotros. Buscamos siempre en los mismos lugares, siempre. Al cabo nos damos cuenta que estábamos errados. El Señor no estaba allí. Hay que ir a buscarlo en otros lados", afirmó.

“María y José se sorprenden de la contestación de Jesús: “¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que debo estar en la Casa de mi Padre? Nosotros también nos sorprendemos de algunas respuestas positivas con las que no contábamos. La actitud que debe movernos debe ser humilde y de mucho servicio. Como María y José. Trabajo silencioso. ¿Qué necesitan? La Acción Católica debe ser cercana y presente. Siempre juntos haciendo el mismo camino”.

Finalmente, los presentes participaron de la Eucaristía, concelebrada por monseñor Eguía Seguí, y los sacerdotes Mario Miceli e Iván Dornelles.

Más información en Facebook Acción Católica Buenos Aires.+