Jueves 29 de febrero de 2024

Jornada Mundial de Oración por las víctimas de la trata y el tráfico de personas

  • 6 de febrero, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
La Comisión Episcopal de la Pastoral de Migrantes e Itinerantes convoca a rezar, el 8 de febrero, por quienes padecen "el vergonzoso e intolerable crimen" que "daña seriamente la vida de mucha gente".
Doná a AICA.org

La Comisión Episcopal de la Pastoral de Migrantes e Itinerantes convoca a rezar, el próximo 8 de febrero (memoria de santa Josefina Bakhita, mujer sudanesa nacida en el siglo XIX, que fue capturada y vendida como esclava), por las víctimas de la trata y tráfico de personas.

Los obispos denuncian que “el vergonzoso e intolerable crimen de la trata de personas daña seriamente la vida de muchas personas” y advierten que “la ferocidad de los tratantes, la perversión de quienes consumen y el silencio de muchos encadenan a hombres, mujeres y niños, con consecuencias que abarcan a toda la sociedad”.

En el día en que la Iglesia recuerda a santa Josefina Bakhita, plantean que “los rostros de excluidos son más de lo que creemos. Hay millones de personas, de todas las edades, cautivos y obligados a vivir en condiciones de verdadera y penosa esclavitud”.

Esta 10° Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata "está dirigida a que todos, incluso las personas que son explotadas, encuentren el camino para salir de esa vida, recordando que estamos aquí y que juntos podemos hacerlo”, sostienen desde la Comisión.

“También es una invitación y un mensaje para los que puedan ‘escuchar, soñar y actuar’, para los que puedan decir una buena palabra, para los que, al ver a las víctimas que están en la calle, puedan liberarse de todo prejuicio, de todo aquello que no sabemos y tal vez nos asusta”, animan, y explican que “se dirige también a las parroquias, para que se abran a esta vida a la que nos enfrentamos, pero que muchas veces no comprendemos”.

Los prelados concluyen pidiendo a la Virgen, mujer de esperanza, y a santa Josefina Bakhita “que nos enseñen a ser artífices de solidaridad, de fraternidad y de amistad social. Que nos enseñen a caminar por la dignidad, y que sepamos escuchar, soñar y actuar”.+