Jueves 19 de mayo de 2022

Inauguran en Laos iglesia dedicada al primer catequista mártir de etnia hmong

  • 20 de enero, 2022
  • Vientián (Laos) (AICA)
La primera iglesia dedicada al beato Paul Thoj Xyooj, joven catequista asesinado con el padre Mario Borzaga en 1960, se encuentra en el pueblo laosiano de Ban Nam Gnam.
Doná a AICA.org

Mientras el papa Francisco se prepara para conferir el próximo domingo el ministerio de catequista a fieles laicos, en Laos se dedicó una iglesia al primer catequista mártir laosiano de etnia hmong.

La primera iglesia dedicada al beato Paul Thoj Xyooj, joven catequista asesinado con el padre Mario Borzaga en 1960 se encuentra en el pueblo de Ban Nam Gnam, distrito de Thulakhom, en la provincia de Vientiane.

Según la agencia Fides, rue inaugurada el pasado 11 de enero, en un país donde el cristianismo es religión minoritaria, con unos 60.000 católicos (el 1% de la población de 6 millones), muchos de ellos de etnia vietnamita, concentrados en los grandes centros urbanos y en las zonas circundantes a lo largo del río Mekong, en las regiones del centro y el sur del país.

Paul Thoj Xyooj nacido en 1941 en Kiukatiam (Luang Prabang), fue bautizado a los 16 años, el 8 de diciembre de 1957 por el padre Yves Bertrais, OMI. En la Navidad 1957 en la escuela para catequistas en el Seminario de Paksane, recibió el laosiano nombre de Khamsè. En abril de 1959, para mejorar su formación como catequista, fue enviado a Na Vang (Luang Namtha) con el padre Luigi Sion.

Los testimonios describen a Paul Xyooj como un catequista eficaz y servicial. Su enseñanza y ejemplo de vida cristiana estaban causando muchas conversiones. En diciembre de 1959 fue enviado a la nueva escuela de catequistas de Luang Prabang para continuar su formación, pero enfermó y regresó pronto a su pueblo natal. Los meses siguientes los pasó junto al padre Mario Borzaga, que a menudo habla de él en su diario.

Fue beatificado el 11 de diciembre de 2016 por el cardenal filipino Orlando Quevedo, enviado especial del papa Francisco a Vientiane: en la ceremonia fueron 17 los mártires beatificados, entre los que se encontraban misioneros y laicos laosianos.

Los mártires habían sido reconocidos por el papa Francisco en 2015, en dos causas de beatificación distintas: la primera, la del misionero italiano Mario Borzaga y el catequista Paolo Thoj Xyooj, que dan nombre a la nueva iglesia; la segunda se refiere a ThaoTien, el primer sacerdote laosiano, y 14 compañeros. 

Según informó el padre Angelo Pelis, misionero de los Oblatos de María Inmaculada, que pasó años como misionero en el pequeño país del sudeste asiático, el rito de inauguración y consagración de la nueva iglesia fue presidido por el cardenal Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun, vicario apostólico en Vientiane, con la participación de numerosos sacerdotes y de la pequeña comunidad católica laosiana.

La nueva casa de culto –escribe Fides– supone otro paso adelante para la pequeña Iglesia laosiana, que vive en un país políticamente comunista. El 29 de abril de 2018, la comunidad católica dio la bienvenida a cuatro nuevos sacerdotes en una solemne eucaristía celebrada en la catedral de San Luis, Takhek, en el centro de Laos.+