Jueves 29 de febrero de 2024

Hungría: encuentro de los directores europeos de las Obras Misionales Pontificias

  • 8 de febrero, 2024
  • Budapest (Hungría) (AICA)
Mons. Emilio Nappa, presidente de las OMP, se refirió a "la importancia de la misionariedad y la sinodalidad hechas de pasos concretos para un nuevo anuncio del Evangelio en Europa".
Doná a AICA.org

Con la celebración de la Santa Misa y una presentación general, el lunes 5 de febrero se inició el encuentro de los directores europeos de las Obras Misionales Pontificias (OMP), que continuará hasta el viernes 9 de febrero en Budapest, capital de Hungría.

Según informó la agencia Fides, este encuentro se realiza cada año en un país diferente con el propósito de intercambiar experiencias y "aprender unos de otros, y apoyarnos mutuamente en nuestra misión común de fomentar el espíritu misionero en toda Europa", señaló el padre Antony Chantry, director nacional de las OMP de Inglaterra-Gales y coordinador continental para Europa. De la reunión, organizada por el director de las OMP de Hungría, el padre Remis Tete, están participando representantes de las OMP de 24 países europeos.

El martes 6 de febrero, luego de los saludos del arzobispo Michael Wallace Banach, nuncioa Apostólico en Hungría, y del presidente de la Conferencia Episcopal Húngara, monseñor Veres András, el arzobispo Nappa, presidente de las OMP, compartió con los directores una presentación, basada en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, sobre el papel de las OMP en el contexto del trabajo apostólico en la Europa de hoy.

El presidente de las OMP destacó que “la evangelización hace la Iglesia, la constituye, la engendra”. A su vez, mencionó que, “más allá de los diversos slogans que se han alternado en los últimos años, podemos hablar de una Iglesia en salida, dialogante y misionera al mismo tiempo: una Iglesia que no es autorreferencial, una comunidad que se proyecta enteramente en la evangelización, que tiene como forma de expresión propia el diálogo”.

En una Europa cada vez más secularizada, pero en la que “la Iglesia católica es una institución creíble ante la opinión pública, confiable en lo que respecta al ámbito de la solidaridad y de la preocupación por los más carenciados”, es un compromiso primordial para caminar con y en la Iglesia, apoyando a las Iglesias de primera evangelización, ayudándolas a fortificarse en la fe, estimulando una nueva época de acción misionera de las comunidades cristianas, sostuvo.

"En este mismo horizonte sinodal, es posible comprender la tarea que nos espera para relanzar el papel y la implicación de las OMP en el trabajo global del Dicasterio para la Evangelización: el camino misionero sinodal partiendo de nosotros mismos, 'en casa'”, dijo para concluir monseñor Nappa.

Además, el presidente de OMP propuso tres pasos concretos para la implicación de los distintos niveles (instituciones centrales, coordinaciones continentales, direcciones nacionales y diocesanas): la renovación de los estatutos; la organización, según los grupos lingüísticos, de los distintos eventos de animación/formación misionera, especialmente en las tierras "frías" en cunato a la fe; y la creación o el desarrollo de las OMP en los países europeos donde faltan o están todavía en una fase incipiente.

En el día de hoy, miércoles 7 de febrero, continúa el encuentro de directores europeos con una ponencia del padre Tadeusz Nowak, secretario general de la Obra Pontificia de Propagación de la Fe. +