Lunes 15 de abril de 2024

Haití: liberaron a siete de los nueve religiosos que estaban secuestrados

  • 12 de marzo, 2024
  • Puerto Príncipe (Haití) (AICA)
Las tres religiosas de la comunidad de la Madeline y 4 de los 6 religiosos de los Hermanos del Sagrado Corazón fueron liberados en las últimas horas.
Doná a AICA.org

Tres religiosas de la congregación de San José de Cluny, que habían sido secuestradas el martes 5 de marzo en el orfanato de La Madeleine, fueron liberadas. Según la Conferencia de religiosos haitianos, un grupo de bandidos armados se había llevado a las hermanas de Croix-des-Bouquets.

Por otra parte, la prensa local informó que cuatro de los seis religiosos de la Congregación de los Hermanos del Sagrado Corazón fueron también liberados, pero esto no ha sido corroborado por la Policía Nacional Haitiana (PNH). Los seis religiosos habían sido secuestrados el 23 de febrero, cuando se dirigían a la misión escolar relacionada con el colegio Jean XXIII de Puerto Príncipe, en el barrio del Bicentenaire.

El pasado 18 de febrero, Pierre André Dumas, obispo de Anse-à-Veau Miragoâne, resultó gravemente herido en una explosión en Puerto Príncipe. Ninguna banda reivindicó la autoría del atentado contra el prelado, que es también vicepresidente de la Conferencia Episcopal Haitiana (CEH), y el PNH no ha localizado a los autores. En estos momentos, el obispo Dumas está hospitalizado en Florida, donde se está recuperando.

En enero, el obispo se había ofrecido como rehén a cambio de las seis religiosas de la congregación de Santa Ana, secuestradas en Puerto Príncipe, por las que el Papa Francisco también pidió su liberación. 

El vicepresidente de la CEH siempre criticó la acción de las bandas criminales que operan en Haití, especialmente el delito de secuestro, que calificó de práctica inhumana y despreciable. También ha sido duro con la clase política haitiana, a la que pide constantemente que abandone el individualismo para superar la crisis económica, política y social en la que está sumido el país caribeño.

El obispo Dumas había hecho recientemente un llamamiento en favor de una transición pacífica del poder: “La sociedad está paralizada por el miedo y esto es un símbolo de fracaso”, expresó.

El domingo último, durante el Ángelus, el Papa Francisco, desde la Plaza de San Pedro, dirigió un llamamiento a la oración por el pueblo haitiano: “Sigo con preocupación y dolor la grave crisis que afecta a Haití y los episodios violentos que se han producido en los últimos días. Estoy cerca de la Iglesia y del querido pueblo haitiano, que sufre desde hace años. Os invito a rezar, por intercesión de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, para que cese toda violencia y para que todos ofrezcan su contribución al crecimiento de la paz y la reconciliación en ese país, con el apoyo renovado de la comunidad internacional”.

Con la renuncia del primer ministro Henry, comienza la transición
El anuncio de la reuncia se produjo durante la reunión de emergencia promovida ayer, 11 de marzo, en Jamaica por la Comunidad del Caribe, para buscar soluciones a la aterradora crisis del país caribeño, desbordado por la violencia de bandas armadas y una grave crisis de gobierno.

Fue el propio primer ministro haitiano, Ariel Henry, quien confirmó su renuncia a la jefatura del gobierno del país caribeño, en una conversación telefónica con el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken

El presidente en ejercicio de la Comunidad del Caribe, Irfaan Ali, dejó claro que la dimisión del líder haitiano no se hará efectiva hasta que se haya creado un consejo presidencial de transición y se haya nombrado a un primer ministro interino. "Quiero dar las gracias al primer ministro Henry por su servicio a Haití -declaró Ali -. Creo que todos estamos de acuerdo: Haití está al borde del desastre y debemos tomar medidas rápidas y decisivas".+