Viernes 17 de septiembre de 2021

Hace 60 años se ordenaron en Córdoba 37 sacerdotes salesianos

  • 13 de febrero, 2018
  • Córdoba
El 27 de noviembre último se cumplieron 60 años de la ordenación presbiteral de 37 sacerdotes salesianos, unas bodas de diamante que, lamentablemente, pasaron inadvertidas tanto en la congregación salesiana, como en Córdoba y en el país. Un acontecimiento así, con tal número de ordenaciones, podría haber servido como ejemplo para los jóvenes que están buscando su vocación.
Doná a AICA.org
El 27 de noviembre último se cumplieron 60 años de la ordenación presbiteral de 37 sacerdotes salesianos, unas bodas de diamante que, lamentablemente, pasaron totalmente inadvertidas tanto en la congregación salesiana, como en Córdoba y en el país. Un acontecimiento así, con tal número de ordenaciones, podría haber servido como ejemplo para los jóvenes que están buscando su vocación.

Uno de los ordenados en aquella fecha, el padre Mario Iantorno SDB, fue quien informó a AICA sobre "la grata fecha que viví personalmente y con mis compañeros sacerdotes salesianos el 24 de noviembre pasado. Hemos celebrado nuestras Bodas de diamante, 60 años de nuestra ordenación sacerdotal, en la cripta de la parroquia María Auxiliadora, adjunta al Colegio Pío X de la ciudad de Córdoba.

"Tengo que confesarle -nos dijo el padre Iantorno- que lo vivimos con gratitud al Señor pero también con cierta tristeza, porque pasó silenciosamente aun en nuestra comunidad salesiana. Comprendo que todos estamos tan atareados pero ¿no era una oportunidad para estimular la buena propaganda vocacional ahora que estamos tan escasos de aspirantes? Pero me confío a los designios del Señor que sabrá proteger a su Iglesia con nuevos servidores, no importa de dónde vengan".

Los 37 nuevos sacerdotes salesianos se formaron en el Instituto Teológico Internacional Clemente Villada y Cabrera, de Córdoba.

El día de la ordenación
"El Instituto Teológico Internacional Salesiano José Clemente Villada y Cabrera -cuenta el padre Iantorno- albergaba en ese año 1957 alrededor de 140 estudiantes de Teología repartidos en los cuatro años de estudio. La mayoría éramos argentinos de cinco inspectorías salesianas. También había estudiantes de Paraguay y Uruguay.

"El Instituto estaba enclavado en un predio, camino a La Calera, entre las dotaciones militares de Artillería y Tropas aerotransportadas. Allí vivimos en 1955 los inicios de la Revolución Libertadora en el mes de septiembre, porque antes de ser evacuados, esa mañana del 15 de septiembre durante la misa escuchábamos el silbido de los disparos de cañones que pasaban sobre nuestro edificio.

"El 24 de noviembre de 1957 nos trasladamos desde allí a la ciudad de Córdoba. Todavía no estaba construido el templo superior de la basílica María Auxiliadora. Por eso la ceremonia de ordenación de sacerdotes y subdiáconos se realizó en la cripta.

"La cita fue a las 6 de la mañana porque además de los 37 que serían ordenados sacerdotes se agregaban unos 24 subdiáconos.

"El obispo consagrante fue monseñor Ramón José Castellano, arzobispo de Córdoba, a quien le fuimos presentados por nuestro director, el padre Demetrio Licciardo SDB.

Los 37 nuevos sacerdotes salesianos
Apelando a su memoria y con el recurso de la clásica fotografía tomada tras la ordenación, el padre Iantorno compuso la nómina de los 37 sacerdotes salesianos ordenados aquel memorable día. De algunos agrega un comentario y de otros no recuerda el nombre de pila. Estos son:

-Ricardo Paz, que fue director en la escuela agrícola de Río Cuarto y en Tucumán.

-Arnaldo César.

-Eugenio Rodríguez, del Paraguay.

-Alejandro Buccolini, que estuvo al frente de la Inspectoría de Rosario y en la Escuela Agrotécnica de Ferré, y luego fue obispo de Río Gallegos de 1992 a 2006.

-Nicolás Marino, entró grande y murió joven. Trabajó en casas salesianas de la Patagonia.

-Domingo Linfozzi.

-Domingo Vaccarini, de gran inteligencia y poeta. Se desempeñó en la comunidad salesiana de Ensenada, provincia de Buenos Aires.

-Barbosa, del Paraguay.

-De Petris.

-Rodolfo Chao, gran organizador de oratorios y deportes. Murió joven en Ramos Mejía.

-Gigena, pasó a la diócesis de San Isidro.

-Antonio Tiranti. Fue el primero en morir. Actuó en Rosario.

-Carlos Domínguez, de gran inteligencia.

-Aníbal Coerezza, pasó a la diócesis de San Isidro.

-José Etchart. Gran organizador de deportes. Actuó en las comunidades de Ramos Mejía y de Juárez.

-Rubén García. Estudió en la Gregoriana. Especialista en Historia de la Iglesia Latinoamericana. Murió después de un Congreso en Brasil. Se desempeñó en la Escuela Agrotécnica de Ferré.

-Juan Brisaboa, predicador y siempre optimista.

-Juan Velazco, Director de Escuelas Agrícolas y director espiritual.

-R. Sánchez. Actuó en la Patagonia.

-J. Jiménez. Actuó en la Patagonia.

-Pablo Dell?Agnolo. Pintoresco cazador de mulitas, vizcachas, personaje de Fortín Mercedes y Pedro Luro.

-Ricardo Matías.

-Pedro Iraola. Argentino pero misionero en Paraguay

-José Petrazzini.

-José Di Bárbora. De salud precaria pero profunda espiritualidad. Creó un movimiento en Corrientes de los pequeñísimos. Era buscado por los estudiantes universitarios para dirección espiritual.

-Julio Murad. Apóstol de los geriátricos en la parroquia de Almagro. Trabajó mucho con los exalumnos salesianos.

-Norberto Porporato.

-Alberto Dumrauf. "Albertito" un grandote bueno, trabajó en la Patagonia, fue ecónomo inspectorial. Rescató la vida de los salesianos con pequeñas biografías.

-Juan Brambilla. Falleció en un accidente siendo muy joven sacerdote.

-Alejandrino Rodríguez, trabajó en casas de retiros en Córdoba y en Tucumán.

-Eliseo Natta. Pasó a la diócesis de Lomas De Zamora. Estuvo casi toda su vida pastoral en Tristán Suárez, provincia de Buenos Aires.

Sólo seis sacerdotes festejaron las bodas de diamante

"Los que por deseo del Señor estamos vivos -expresó el padre Iantorno- y pudimos celebrar este acontecimiento fuimos los sacerdotes Alberto González, de 89 años, y Selestino [sí con "s"] González, de 91, actualmente en la comunidad de San Juan; Antonio Tiberi, de 87 años, residente en el colegio Pío X, de Córdoba; Juan Pinolini, de 86 años, hoy en el colegio salesiano San José, de Rosario; Pascual Bonfigli, de 89 años, y Mario Iantorno, de 87, residentes en la comunidad Artémides Zatti, de Almagro, Buenos Aires.

El padre Mario Iantorno es músico. Estudió Psicología de la Educación con el Dr. Dalfonso en la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA). Fue profesor y rector en el colegio industrial Pío IX. Trabajó siete años en Guadalajara, México, en Pastoral Juvenil. Diez años en la Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC) en (Bogotá, Colombia). Fue presidente del Consejo Superior de Educaciópn Católica (Consudec). Director del colegio salesiano de Río Gallegos. Actualmente es director de la comunidad salesiana de ancianos y colabora en la parroquia San Carlos Borromeo y basílica María Auxiliadora, de Almagro, Buenos Aires.+


AICA la hacen y la sostienen sus propios lectores mediante aportes voluntarios. Para enviar su donativo mediante tarjeta de crédito o de débito, transferencia bancaria, Pago Fácil, Rapipago y otras opciones, ingrese en: http://donar.aica.org/