Martes 28 de mayo de 2024

Guerra en Ucrania: el Papa quiere diálogo, no sumisión, afirmó el nuncio en Kiev

  • 12 de marzo, 2024
  • Kiev (Ucrania) (AICA)
El nuncio apostólico en Ucrania afirmó, en relación con el malentendido que rodeó a las recientes declaraciones del Papa, que Francisco respondió "a una pregunta política de manera espiritual".
Doná a AICA.org

“La invitación al diálogo forma parte de la misión de la Santa Sede, afirmó el nuncio apostólico en Kiev, monseñor Visvaldas Kulbokas, en una entrevista con el periódico italiano La Repubblica, en referencia al revuelo que causaron las recientes palabras del Santo Padre Francisco sobre la necesidad de negociar y acabar con las guerras. 

“Invitamos a la apertura y al diálogo entre los pueblos; el Papa quiso subrayar este aspecto”, afirmó Kulbokas. El diálogo es un medio para superar incluso los mayores obstáculos.

En ese contexto, también criticó la pregunta del periodista, en la que utilizó la imagen de la bandera blanca, que Francisco también retomó en su respuesta.

“Debería dejarse al Papa explicarse más claramente. El Papa respondió a una pregunta política en lenguaje espiritual. Pero me resulta difícil entender cómo se puede empezar a plantear la cuestión de si Ucrania debería izar la bandera blanca o no. ¿Por qué empezamos por la víctima, por los heridos? ¿Qué clase de pregunta es esa?", se preguntó el diplomático vaticano. El Papa se limitó a retomar la imagen, pero luego aclaró que “negociar nunca es una rendición”, explicó el diplomático nacido en Lituania.

“Me pregunto por qué el periodista usó la imagen de la bandera blanca. Si significa un llamado a todas las partes a buscar caminos hacia la paz, entonces es una imagen que me parece muy justa. Al Papa le duele evidentemente el corazón por las numerosas víctimas de la guerra en Ucrania, empezando por los niños. Para poner fin a la guerra, el Papa es el primero en izar la bandera blanca para invitar a todos al diálogo, porque lo entristece la sangre que sigue fluyendo”.

“Para poner fin a la guerra, el Papa es el primero en izar la bandera blanca para invitar a todos al diálogo, porque le entristece la sangre que sigue fluyendo”.

Desde ese punto de vista, si el entrevistador hubiera querido hacer una contribución equilibrada, debería haber preguntado al Papa principalmente qué podría hacer Rusia para poner fin a la guerra. Y, en ese caso, la respuesta podría haber sido: “¡No deberían matar y no deberían enviar soldados, misiles y drones a Ucrania, ese es el punto más importante! Se trata de cuestiones muy serias que no deberían tratarse con preguntas episódicas”, explicó convencido Kulbokas.

“El Papa, y yo como su representante, somos los principales responsables del discurso espiritual, moral y humanitario, y no del político”, dijo Kulbokas, quien reiteró que su oración está dirigida tanto a los atacados como a los atacantes.

Kulbokas continuó diciendo que el tema de las posibles negociaciones planteado por el Papa Francisco también se debate en la política y la sociedad ucranianas. En Ucrania, la pregunta es qué alternativa generará más víctimas. Y los ucranianos saben por su historia lo que cuesta la subyugación. Esto incluyó el sufrimiento personal, pero también la catástrofe colectiva de la crisis del hambre de 1932 - 1933, el Holodomor, promovido por Josef Stalin.

Por eso, la gente en Ucrania se pregunta: "¿Morirán más personas si nos enfrentamos al opresor, o morirán más si llegamos a un acuerdo?". Y, si es así, ¿qué tipo de acuerdo sería ese? No puede ser una sumisión”.

“El diálogo es un medio para superar incluso los mayores obstáculos”, concluyó el nuncio apostólico en Kiev.+