Martes 26 de octubre de 2021

Francisco se reunió con familias cristianas que huyeron de Afganistán

  • 22 de septiembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Antes de la audiencia general de hoy el pontífice se reunió con tres familias, 14 personas en total, que tuvieron que huir desde Kabul en las últimas semanas.
Doná a AICA.org

El papa Francisco se reunió este miércoles, antes de la audiencia general, con "tres familias -14 personas en total, 8 mujeres y 6 hombres, siete de ellos menores de edad- que tuvieron que huir desde Kabul en las últimas semanas”, informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Las familias presentaron al Santo Padre con impresionante crudeza el calvario que debieron atravesar para huir de Afganistán.

El hecho de ser cristianos provocó una denuncia contra ellos en cuanto los talibanes entraron en Kabul. "Mi marido fue despedido y luego detenido, y desde entonces no sabemos nada de él", dice Pary Gul, de 57 años, cuyo apellido es Hasan Zada. "Permanecimos en el sótano encerrados durante cuatro días y cuatro noches por miedo a ser detenidos, probablemente alguien nos denunció por ser cristianos", confiesan.

Pary Gul entregó su anillo al pontífice -en recuerdo de su marido "tragado" por el terror talibán- y una túnica "que relata una vida de sufrimiento". El Papa aceptó el regalo del anillo con una condición: que Pary Gul lo conservara como prenda de amistad y signo de esperanza. Y la mujer mostró su esperanza en los ojos de sus tres hijas -Adila, Robina y Setara- y de su hijo Nasim. 

Fueron las hijas -entre 25 y 14 años-, con los SOS lanzados a través de los celulares, las que hicieron posible su huida escalonada de Kabul. Finalmente llegaron a sus nuevos hogares en la zona de Bérgamo, donde podrán reiniciar sus vidas. Gracias a una red de solidaridad -coordinada por el escritor Alì Ehsani, que huyó de Kabul hace años escondiéndose bajo un camión y viendo morir a su hermano por el camino- y a la fundación Meet Human, según describió VaticanNews.

Gholam Abbas y su esposa Fátima -ambos de 32 años- también consiguieron salir de Kabul con sus hijos Safa Marwah (9 años) y Muhammad Yousouf (4 años). Zamin Ali (35) y Seema Gul (34) también estaban con ellos, junto con sus hijos Maryam (11), Ali Reza (8) y el pequeño Eliyas.

Hermanos afganos es el lema de la campaña humanitaria que la fundación Meet Human decidió llevar a cabo en Afganistán con la colaboración de instituciones civiles y militares italianas. Una hermandad que se plasma inmediatamente en el apoyo concreto prestado a las tres familias para establecer relaciones, encontrar trabajo y obtener una educación. 

En diversas ocasiones, el Santo Padre expresó su cercanía con la oración por la población de Afganistán amenazada por la ofensiva de los milicianos talibanes luego de que las tropas de los Estados Unidos se retiraron del país tras 20 años que estuvieron en el país.

Los talibanes gobernaron Afganistán desde 1996 hasta 2001, año en que fueron desalojados del poder por las tropas de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN como represalia por haber dado cobertura a Osama Bin Laden y a su organización terrorista Al Qaeda, responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2021.

Durante los años en que estuvieron en el poder, los talibanes instauraron un Emirato Islámico en el que se violaron los derechos humanos en virtud de una aplicación extrema de la sharía, o ley islámica.

La invasión de las tropas estadounidenses puso fin al régimen talibán, pero no a los talibanes, que siguieron controlando una parte del territorio, sobre todo en la zona oriental fronteriza con Pakistán.

Tras 20 años de presencia militar, las tropas de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN finalizaron sus operaciones militares en Afganistán e iniciaron su retirada en agosto. La salida de las tropas internacionales mostró una absoluta falta de preparación del gobierno afgano para controlar el país.

El vacío de poder fue aprovechado por los talibanes para iniciar una ofensiva que, en pocas semanas, ha desmantelado al ejército afgano y que les ha permitido conquistar prácticamente todo el territorio.+