Domingo 1 de agosto de 2021

Firman convenio para la inclusión laboral de recuperados del consumo de paco

  • 27 de junio, 2014
  • Buenos Aires (AICA)
El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y representantes de los sacerdotes de la Pastoral de las Villas porteñas firmaron este jueves 26 de junio un convenio para la inclusión social y laboral de las personas que se encuentran en tratamiento de recuperación por consumo de paco. El acuerdo fue suscripto en la sede de la cartera laboral, en el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. El presbítero Lorenzo "Toto" de Vedia, párroco de Virgen de los Milagros de Caacupé, destacó que de este modo se adaptan "las dinámicas" de la cartera laboral a "la complejidad de estos pibes que están en situación de consumo y quieren salir adelante" y agregó "la inclusión es el principal camino para la recuperación".
Doná a AICA.org
El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y representantes de los sacerdotes de la Pastoral de las Villas porteñas firmaron este jueves 26 de junio un convenio para la inclusión social y laboral de las personas que se encuentran en tratamiento de recuperación por consumo de paco.

El acuerdo fue suscripto en la sede de la cartera laboral, en el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas.

El objetivo de la iniciativa es facilitar la incorporación de aquellas personas que están en tratamiento de recuperación de su adicción al paco al Seguro de Capacitación y Empleo, al Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo, y al Promover Igualdad de Oportunidades de Empleo.

Asimismo, busca que las personas en esta situación acceden a un conjunto de prestaciones de empleo y a la formación profesional que ofrece la cartera.

El secretario de Empleo, Matías Barroetaveña, precisó que a través de este convenio "cualquier empresario que contrate a estos chicos recibirá un beneficio económico del ministerio durante un año, que irá directamente a ese trabajador".

En tanto, el presbítero Lorenzo "Toto" de Vedia, párroco de Virgen de los Milagros de Caacupé, destacó que de este modo se adaptan "las dinámicas" de la cartera laboral a "la complejidad de estos pibes que están en situación de consumo y quieren salir adelante".

"La inclusión es el principal camino para la recuperación", aseguró en declaraciones a la prensa, y recordó que "el adicto no es un bicho al que hay que cambiarlo como persona, sino que es un ser humano que está excluido, y un trabajo de acompañamiento en donde participe el Estado es fundamental".

El trabajo conjunto entre el gobierno y los curas villeros comenzó en 2010, cuando el actual Papa era arzobispo de Buenos Aires, en las villas 21-24 de Barracas, 31 de Retiro y 1-11-14 de la zona del bajo Flores, para después replicarse en otros asentamientos y barrios carenciados del área metropolitana de Buenos Aires.

De la firma del convenio, también participó la subsecretaria de Participación Ciudadana del Ministerio de Seguridad, Agustina Propato, y los presbíteros Gustavo Carrara de la Vicaría Episcopal para la Pastoral en Villas de Emergencia (Villa 1-11-14); Eduardo Drabble, de la parroquia Cristo Obrero de la Villa 31; y Nicolás Angelotti, de la parroquia Madre del Pueblo de la Villa 1-11-14.+