Sábado 22 de enero de 2022

Fasta comienza a celebrar sus 60 años y tiene nuevo vicepresidente

  • 10 de noviembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Con el lema "Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído", Fasta dio inicio al Jubileo por sus 60 años. Además, fue elegido su nuevo vicepresidente ejecutivo.
Doná a AICA.org

Al finalizar las sesiones del Consejo Plenario de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (Fasta), que se llevó a cabo durante octubre, se dio por iniciado el Jubileo por el 60° aniversario de la obra, que estará guiado por el lema: “Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído”. 

Durante la primera sesión del Consejo Plenario, que es el máximo órgano de conducción donde se definen y evalúan las políticas que rigen al movimiento y sus obras, fue elegido vicepresidente ejecutivo de la obra, el doctor Alejandro Campos.

El nuevo vicepresidente ejecutivo acompañará la tarea del presidente, presbítero César Garcés Rojas, quien asumió en el mes de marzo esta misión y es el primer sacerdote de la Fraternidad Apostólica Sacerdotal Tomás de Aquino que sucede en el cargo al Fundador y ahora presidente emérito, fray doctor Aníbal Fosbery OP. 

Ante su elección, el flamante vicepresidente manifestó: “Como Fasta, obra de la Iglesia, el desafío que tenemos es sumarnos, con nuestra identidad y carisma, al bien común de la nueva evangelización. En el mundo actual, donde hay una nueva antropología, una nueva realidad y una nueva cultura, se nos plantea la necesidad de poner a Cristo en el centro de la vida del otro. Esa es nuestra nueva misión apostólica, y a la que toda la Iglesia está llamada”.

Por su parte, el presbítero Garcés Rojas consideró en su homilía que “para esta misión hay que dejarlo todo y hacerse pobres. Si nosotros no ponemos nuestra vida en Dios, las cosas que hagamos tendrán la medida del hombre, pero si le damos lugar a Dios entonces tendrán la sin medida del amor de Dios que es capaz de hacer maravillas en nuestras historias”.

El nombramiento de Alejandro fue acompañado por el vicepresidente saliente, licenciado Carlos G. Rossini, quien desempeñó esta tarea durante 25 años junto al padre fundador. Valorando su trayectoria y conocimiento, Rossini fue distinguido con el título de vicepresidente ejecutivo emérito, por lo que seguirá aportando su visión y consejo ante los nuevos proyectos y desafíos.

El doctor Alejandro Campos agregó “en este tiempo tenemos un proyecto que es general y está expresado en la consigna elegida por el padre presidente: “Fidelidad y Renovación” sumando a este eje el “Soñar Juntos”. Además, dijo, “tenemos el desafío comunitario de discernir el paso de Dios en medio de nosotros. Fasta es una obra que cumple 60 años y que tiene procesos comunitarios, carismáticos y organizacionales muy consolidados. Es nuestra tarea cuidarlos, preservarlos y darle continuidad porque son un tesoro que hemos recibido”. Por último, resaltó “todo esto debemos hacerlo con la alegría que nos caracteriza que se apoya en la esperanza. Tenemos que ser hombres de esperanza y confianza en el paso de Dios”.

Al referirse al Jubileo por los 60 años, el presidente de Fasta expresó: “Este jubileo, que se hace acción de gracias, es testimonio que quiere de nuevo enamorar, encender el corazón de todos los que nos encontramos a este Jesús en el camino”.

El nuevo vicepresidente
Alejandro Gabriel Campos es egresado de la primera promoción del primer colegio de Fasta, Ángel María Boisdrón (Tucumán), en donde conoció el movimiento y participó de las actividades juveniles. Se graduó como abogado en la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino y es doctor en Derecho por la Universidad Nacional de Mar del Plata. 

Cuenta con una larga trayectoria institucional habiéndose desempeñado en varios cargos tanto en las obras como en el movimiento. Fue apoderado legal de los colegios Fasta Catherina, Fasta San Vicente de Paúl de Villa Devoto y Fasta San Vicente de Paúl de Mar del Plata; presidente de la jurisdicción Fasta Buenos Aires; delegado de la Región Pampeana; secretario general de Fasta; secretario general de la Universidad Fasta y vicerrector de Formación de la Universidad del Salvador; vicerrector académico de la Universidad Fasta; presidente del Consejo de Cultura y Educación y director general del Movimiento; misiones, éstas tres últimas que llevó adelante hasta la fecha. 

Su misión apostólica lo llevó a representar a Fasta en los tres Congresos Mundiales de Movimientos y Nuevas Comunidades Eclesiales, realizados en Roma en los años 1998, 2006 y 2013; participó también, en nombre de la institución, del Encuentro Mundial de Laicos convocado por el papa Juan Pablo II con motivo del Año Jubilar de la Iglesia en el año 2000 y de los tres Encuentros Americanos de Movimientos Eclesiales organizados por el Celam en Bogotá y Paraguay.+