Martes 26 de octubre de 2021

Falleció el cardenal venezolano Jorge Urosa Sabino

  • 24 de septiembre, 2021
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
Tenía 79 años y era arzobispo emérito de Caracas. Desde el 27 de agosto estaba internado tras ser diagnosticado con Covid-19. Telegrama de condolencias del Papa por la muerte del "abnegado pastor".
Doná a AICA.org

El cardenal venezolano y arzobispo emérito de Caracas Jorge Urosa Savino falleció hoy a los 79 años, confirmó la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV).

La noticia del fallecimiento del purpurado venezolano la dio a conocer el cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Mérida y administrador apostólico de Caracas, en Twitter: “Muy queridos venezolanos. Tengo que darles la noticia de la muerte de mi querido hermano el cardenal Jorge Urosa Savino, quien después de larga enfermedad y convalecencia ha entregado su espíritu al Señor”.

“Pido a todos una oración por su eterno descanso que enluta a la Iglesia venezolana y a la Iglesia universal. Próximamente estaremos dando detalles de lo que tendremos que hacer desde la Iglesia de Caracas, de Valencia y de toda Venezuela para unirnos en este momento de dolor y de luto”, agregó.

“Descanse en paz nuestro querido hermano, el Cardenal Jorge Urosa Savino”, concluyó.

Telegrama del Papa
Al recibir la noticia del fallecimiento del cardenal Urosa Savino, el papa Francisco expresó su pesar y transmitió sus condolencias a los familiares del purpurado.

El pontífice recordó al cardenal Urosa Sabino como un "abnegado pastor que, durante años y con fidelidad, entregó su vida al servicio de Dios y de la Iglesia".

"Ofrezco sufragios por el eterno descanso de su alma, para que el Señor Jesús le otorgue la corona de gloria que no se marchita y a todos imparto la bendición apostólica, como signo de esperanza cristiana en el Señor Resucitado", escribió en el telegrama.

El cardenal Urosa Savino había ingresado en una clínica de Caracas el pasado 27 de agosto, tras ser diagnosticado con Covid-19, y un día después recibió los santos sacramentos, antes de ser llevado a la unidad de terapia intensiva.

Al día siguiente, “ante la eventualidad de tener que pasar a terapia intensiva por un agravamiento de mi situación”, el cardenal Urosa escribió un mensaje haciendo “una breve declaración de amor a Dios y amor a la Iglesia, y de amor al pueblo de Venezuela”.

En su mensaje, el cardenal Urosa aseguró que “me siento inmensamente feliz de haber sido sacerdote” y pidió “perdón a Dios y a todos mis hermanos por las faltas que haya podido haber cometido, especialmente por las faltas de omisión”.

“También expreso mi gran afecto al pueblo venezolano y mi entrega absoluta a su libertad, a sus instituciones, a la defensas de los derechos del pueblo frente a los atropellos que hayan cometido por parte de los gobiernos nacionales”, manifestó.

“Espero que Venezuela salga de esta situación tan negativa”, añadió.

Una viva dedicada al pastoreo del pueblo venezolano
Jorge Urosa Savino nació el 28 de agosto de 1942, en el día de la fiesta de San Agustín. Estudió Filosofía en el Seminario Interdiocesano de Caracas; y Teología en el Seminario de San Agustín de Toronto (Canadá) entre 1962 y 1965. Fue ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1967, en la fiesta de la Asunción de la Virgen María, y se incardinó en la arquidiócesis de Caracas.

Obtuvo el doctorado en Teología Dogmática en 1971 en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Fue profesor y rector del Seminario San José de Caracas; rector del Seminario Interdiocesano Santa Rosa de Lima, también en la capital venezolana. Fue además presidente de la Organización Latinoamericana de Seminarios y vicario general de la arquidiócesis de Caracas.

San Juan Pablo II lo designó obispo auxiliar de Caracas el 3 de julio de 1982, recibiendo la consagración episcopal el 22 de septiembre del mismo año, con el título de Vegesela in Bizacena. Tenía 40 años.

El 16 de marzo de 1990 fue designado arzobispo de Valencia, arquidiócesis ubicada en el estado noroccidental de Carabobo, en la que sirvió durante 15 años.

El 19 de septiembre de 2005 fue nombrado arzobispo de Caracas, sede de la que tomó posesión el 5 de noviembre.

El papa Benedicto XVI lo creó cardenal presbítero en el consistorio del 24 de marzo de 2006, con el título de Santa María in Monti.

En mayo de 2007 participó como representante de los obispos venezolanos en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y el Caribe en Aparecida, Brasil. También asistió al Sínodo de los Obispos sobre la Familia en octubre de 2015.

El papa Francisco aceptó su renuncia como arzobispo de Caracas el 9 de julio de 2018, luego de haber superado los 75 años.

Fue un agudo crítico del régimen de Hugo Chávez, lo que le valió más de un ataque público por parte del fallecido mandatario; y también de Nicolás Maduro, a quien solicitó públicamente y en reiteradas ocasiones, junto a los obispos de Venezuela, que deje el poder y convoque a elecciones justas y democráticas.

El purpurado fallecido también alentó y promovió durante varios años la causa del doctor José Gregorio Hernández, el médico de los pobres, que fue beatificado el 30 de abril de 2021.+