Domingo 17 de octubre de 2021

Falleció el cardenal polaco Gulbinowicz acusado de abusos

  • 16 de noviembre, 2020
  • Varsovia (Polonia) (AICA)
Según la decisión de la Santa Sede, el cardenal de 97 años, recientemente sancionado por la Santa Sede, no será enterrado en la catedral de Wroclaw.
Doná a AICA.org

La Conferencia Episcopal Polaca informó este lunes 16 de noviembre del fallecimiento del cardenal Henryk Roman Gulbinowicz, de 97 años, arzobispo emérito de Wroclaw (Breslau). Hace 10 días el purpurado había sido sancionado por la Santa Sede después de analizar acusaciones de abusos a menores relativas al pasado del cardenal.

Henryk Roman Gulbinowicz nació en Sukišk?s, Vilna, hace 97 años. Fue ordenado sacerdote en 1950. Después de un año de experiencia en la parroquia, fue enviado a Lublin para continuar su preparación en teología en la Universidad Católica de Lublin. Obtuvo un doctorado en teología moral en 1955. Entre 1956 y 1959 fue capellán universitario en Bialystok. Después de esto enseñó en el seminario de Warmia, mientras trabaja en la curia diocesana de Olsztyn.

El 12 de enero de 1970, el papa Pablo VI le nombró obispo titular de Acci, y administrador apostólico de la sección polaca de la archidiócesis de Vilnius (Bialystok). El siguiente 8 de febrero recibió la ordenación episcopal del primado de Polonia, el cardenal Stefan Wyszynski.

El 3 de enero de 1976 se convirtió en arzobispo de Breslavia (Wroclaw). Era arzobispo emérito de Wroclaw desde el 3 de abril de 2004.

Fue creado cardenal por Juan Pablo II en el consistorio de 25 de mayo de 1985, con el título de la Inmaculada Concepción de María en Grottarossa.

El 6 de noviembre de este año La Nunciatura Apostólica en Polonia emitió un comunicado que el ex metropolitano de Wroclaw, cardenal Henryk Gulbinowicz fue privado por la Santa Sede del derecho a usar la insignia del obispo y será privado del privilegio de enterrarlo en la catedral. También se le pidió que donara dinero a las víctimas de abuso sexual.

Al comentar sobre esta decisión, el portavoz de la arquidiócesis de Wroclaw señaló que la severidad de las sanciones aplicadas al cardenal Gulbinowicz, indica que la investigación confirmó la veracidad de los cargos en su contra.

“El hecho de que el asunto haya sido resuelto, aclarado y concluido confirma que no hay concesión en la Iglesia para este tipo de delitos y que nunca se permitirá tolerarlo. A pesar de que estamos hablando de hechos ocurridos hace décadas, en la Iglesia nunca serán considerados obsoletos. También nos permite confiar en que la Iglesia reacciona con firmeza y no permite que tales situaciones se repitan hoy y en el futuro ”, escribió el padre Rafal Kowalski.

El arzobispo emérito de la arquidiócesis de Wroclaw fue acusado de acoso, actos homosexuales y colaboración con el entonces Servicio de Seguridad, recogió Vatican News.

Con el fallecimiento del arzobispo emérito de Wroclaw, el colegio cardenalicio pasa a tener 216 miembros: 65 creados por Juan Pablo II, 69 por Benedicto XVI y 82 por Francisco.+