Sábado 27 de noviembre de 2021

Falleció a los 94 años el cardenal chileno Jorge Medina Estévez

  • 4 de octubre, 2021
  • Santiago (Chile) (AICA)
El purpurado falleció este domingo en Santiago. Fue obispo de Rancagua, Valparaíso y ocupó diversos cargos en la Santa Sede, donde incluso en su momento, anunció la elección del papa Benedicto XVI.
Doná a AICA.org

A los 94 años, el domingo 3 de octubre falleció el cardenal chileno Jorge Medina Estévez, figura clave del clero de Chile, donde desarrolló su labor pastoral en dos diócesis del país andino. Además de estas responsabilidades, el purpurado fue colaborador en la redacción del Catecismo de la Iglesia Católica y anunció, ante las cámaras de medios de todo el mundo, la elección del papa Benedicto XVI el 19 de abril de 2005.

La Conferencia Episcopal Chilena anunció su fallecimiento en Santiago de Chile a través de un comunicado y explicó que tras su velatorio que se realizará en una parroquia del barrio Las Condes, el 4 de octubre serán trasladados los restos mortales del prelado a la catedral de Santiago, donde tendrán lugar las exequias.

Telegrama del Papa
La Oficina de Prensa de la Santa Sede publicó el telegrama de pésame enviado por el papa Francisco al nuncio apostólico en Chile por el fallecimiento del arzobispo emérito de Valparaíso.

Con pesar recibió el Papa la noticia del fallecimiento, ayer domingo 3 de octubre de 2021, del cardenal Jorge Arturo Medina Estévez, prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, del Título de Santa Saba, y arzobispo emérito de Valparaíso, se lee en el comunicado de la Santa Sede. 

En el telegrama, dirigido a monseñor Alberto Ortega Martín, nuncio apostólico en Chile, el Santo Padre expresa sus sentimientos a los familiares del difunto prelado y a los fieles de las iglesias de Rancagua y Valparaíso en las que sirvió como pastor. 

Recordando “a este abnegado prelado que, durante años y con fidelidad, entregó su vida al servicio de Dios y de la Iglesia Universal también como Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos”, el papa Francisco ofrece “sufragios por el eterno descanso de su alma, para que el Señor Jesús le otorgue la corona de gloria que no se marchita”.

A todos, finalmente, Francisco imparte su Bendición Apostólica como signo de esperanza cristiana en el Señor Resucitado.

La aparición del Card. Medina tras el nombramiento de Benedicto XVI
En 2005, Medina era el cardenal protodiácono en aquel momento, es decir, el cardenal menor de mayor edad entre los presentes en el Cónclave. Por este motivo, fue el encargado de anunciar la elección del sucesor de san Juan Pablo II tras su muerte. El tradicional 'Habemus Papam' posterior a la elección de los cardenales se produjo la tarde del 19 de abril de 2005, momento en que decidió anunciar al mundo la elección de Benedicto XVI en cinco idiomas, además del habitual latín: italiano, inglés, alemán, francés y español.

Además, el cardenal fue el encargado de imponer el palio arzobispal al nuevo Santo Padre durante la ceremonia de inicio del pontificado, que tuvo lugar cinco días después de su proclamación.

Una vida de entrega al servicio de Cristo
El obispo de San Bernardo, monseñor Juan Ignacio González, recordó algunos de sus últimos momentos junto al cardenal Medina, a quien calificó de “transparente, piadoso, fiel, fuerte y que celebró la eucaristía hasta el último minuto de su vida”.

En ese sentido, recordó que estuvo con el cardenal hace un mes en su departamento de Las Condes, “donde vivió toda su vida. Algunos pensaron que se cambiaría de casa una vez que fue nombrado cardenal, pero se mantuvo en minúsculo departamento que antes compartió con su madre”.

Jorge Medina nació a finales de 1926 en Santiago de Chile. Tras estudiar Derecho en la Universidad Católica de Chile, decidió entrar al seminario. Tras ser ordenado presbítero en 1954 y graduarse en Teología y Derecho Canónico, asistió como perito al Concilio Vaticano II.

En 1984, Medina fue nombrado obispo auxiliar de Rancagua, recibiendo la ordenación episcopal en una misa oficiada por san Juan Pablo II en Roma. Tres años más tarde se convirtió en el obispo titular de esta diócesis. También fue designado como obispo de Valparaíso en 1993.

En 1996 al recibir el título de proprefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, fue nombrado arzobispo. En 1998 fue designado en este dicasterio como prefecto hasta el año 2002. También fue miembro activo de otros dicasterios del Vaticano, como la Congregación para el Clero y la Congregación para la Doctrina de la Fe. Además, participó en la redacción del Catecismo de la Iglesia Católica.

Después de su nombramiento como cardenal en 1998, en 2005 participó en el Cónclave que eligió a Benedicto XVI en calidad de protodiácono, anunciando el nombre del nuevo Papa.

El cardenal Medina es autor de diversas obras, entre las que se cuentan varios artículos y libros de diversa temática en el campo de la teología y el derecho canónico.+