Sábado 1 de abril de 2023

Falleció el Pbro. Jorge Breazú tras 58 años de sacerdocio

  • 10 de mayo, 2016
  • San Nicolás (Buenos Aires)
El lunes 9 de mayo, día en que la Iglesia celebraba la solemnidad de Nuestra Señora de Luján, patrona de la Argentina, falleció en Pergamino, a la edad de 90 años, el presbítero Jorge Esteban Breazú, de la diócesis de San Nicolás de los Arroyos, quien fue por muchos años párroco de San José de los Arrecifes y que en noviembre cumpliría 59 años de ordenación sacerdotal.
Doná a AICA.org
El lunes 9 de mayo, día en que la Iglesia celebraba la solemnidad de Nuestra Señora de Luján, patrona de la Argentina, falleció en Pergamino, a la edad de 90 años, el presbítero Jorge Esteban Breazú, de la diócesis de San Nicolás de los Arroyos, quien fue por muchos años párroco de San José de los Arrecifes y que en noviembre cumpliría 59 años de ordenación sacerdotal.

"María de Luján, en el día de su celebración, quiso tenerlo junto a sí, en sintonía y fraternidad", expresó el obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Héctor Sabatino Cardelli, quien para facilitar la despedida del sacerdote fallecido, que fue velado en la parroquia San Roque, de Pergamino, suspendió todas las actividades del día, incluso la reunión del clero diocesano.

La misa de exequias fue celebrada esta mañana a las 10, presidida por monseñor Cardelli.

En nombre de la municipalidad de Arrecifes, el intendente municipal Javier Olaeta expresó su profundo pesar por el fallecimiento del padre Breazú, y envió las condolencias a familiares y amigos al tiempo que rogó una oración en su memoria.

Pbro. Jorge Esteban Breazú
Había nacido en la localidad bonaerense de Dock Sud, partido de Avellaneda, el 12 de junio de 1925 en el seno de una familia de inmigrantes rumanos. Tras su educación primaria y secundaria, realizó estudios parciales de Medicina.

Comenzó su consagración a Dios en la congregación de los padres de Don Orione. Se incorporó al clero diocesano unos años antes de su ordenación sacerdotal, que se llevó a cabo el 24 de noviembre de 1957. Fue el tercer sacerdote ordenado en la diócesis de San Nicolás de los Arroyos que había comenzado a funcionar sólo dos años antes, con el nombramiento de su primer obispo, monseñor Silvino Martínez.

Durante sus 59 años de ministerio sacerdotal desempeñó múltiples oficios eclesiásticos. Fue colaborador de la curia diocesana, asesor diocesano de los Jóvenes de Acción Católica, director de Liturgia, miembro del Colegio de Consultores y del Consejo Presbiteral, asesor de la Renovación Carismática Católica, entre otras funciones.

Tras desempeñarse un tiempo como vicario de la iglesia catedral, fundó la parroquia Nuestra Señora de Luján de San Nicolás, donde permaneció varios años, hasta su traslado en 1967 a la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Zárate. Su posterior destino fue la parroquia San Francisco de Asís de Arribeños, hasta su traslado como vicario parroquial de San Roque de Arrecifes durante cuatro años, hasta que en 1985 fue nombrado párroco de San José de los Arrecifes, donde se desempeñó durante casi 20 años. Aquí efectuó la reconstrucción de la cúpula derrumbada y la remodelación total del templo, junto con la construcción de la casa parroquial. En 2003 fue designado párroco emérito. Ante una necesidad pastoral, asumió por un tiempo la conducción de la parroquia San Roque de Pergamino, donde sus días llegaron a su fin para descansar en la paz del Señor.+