Jueves 13 de junio de 2024

España: los obispos proponen crear comunidades 'acogedoras' para los migrantes

  • 7 de mayo, 2024
  • Madrid (España) (AICA)
La Conferencia Episcopal presentó la exhortación pastoral "Comunidades acogedoras y misioneras", centrada en el trabajo "con" migrantes en vez de "para" ellos
Doná a AICA.org

El arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), cardenal José Cobo, presentó la exhortación pastoral “Comunidades acogedoras y misioneras. Identidad y marco de la pastoral con migrantes”, en la que los obispos españoles hacen hincapié en "la mirada del Evangelio", para concretar una acogida e integración de migrantes que favorezca la diversidad.

“Los migrantes no son números, no son flujos: son personas. Se trata de acoger con la única etiqueta de ser hijo de Dios”, expresó el cardenal Cobo durante la presentación del documento que, como explicó, les “pone las luces largas” a parroquias y comunidades, para que conciban el fenómeno migratorio, “no desde el punto de vista de que llegan y ya está, ni como un hecho inevitable al que hay que hacerle guetos, sino para ir integrando, construir una ciudadanía nueva, donde la diversidad es una aportación”.

La exhortación pastoral, agregó Cobo, actualiza el marco de referencia de la pastoral con personas migradas la cual, como señala el vicepresidente del Episcopado español, la Iglesia ha de llevar a cabo desde “la mirada del Evangelio que marca la dignidad del ser humano como punto fundamental”, alejado de “intereses e ideologías”.

Al respecto, el arzobispo madrileño precisó que “analizamos el fenómeno migratorio, la hospitalidad y, en definitiva, lo que significa ser católico, cómo vivir la catolicidad y cómo aplicar esa mirada evangélica al fenómeno de las migraciones”.

En este sentido, reconoció que el fenómeno migratorio es una cuestión política, si bien la Iglesia “quiere dar luz al diálogo político desde la riqueza desde la diversidad. Cada católico tendría que preguntarse qué diría Dios ante las migraciones”.

Uno de los puntos claves del documento es esta palabra “con”, en vez de “para”, pues subraya la participación y el trabajo, codo con codo, junto a las personas recientemente llegadas a España. “La Iglesia ha cambiado su rostro, nuestras celebraciones tienen a muchas personas migrantes y, cuando visito las parroquias en las confirmaciones, más de la mitad de los jóvenes son migrados”, apuntó el purpurado español.

“El documento plantea –agregó- que la Iglesia tiene una gran posibilidad de ofrecer a nuestra sociedad espacios de fraternidad y comunitarios que demuestren que son posibles de generar”. “Ante los discursos catastróficos, yo no hago más que visitar parroquias donde conviven diferentes culturas”, expresó. 

“Un católico no puede comulgar con el racismo” 
El padre Xabier Gómez, director del departamento de Migraciones de la CEE, durante su intervención agradeció “a las personas migrantes que llevan muchos años revitalizando nuestra sociedad y nuestra Iglesia”, y valoró cómo la exhortación busca ofrecer “una pedagogía sobre las migraciones leída con la mirada de la Iglesia”. 

El sacerdote dominico manifestó que el documento aborda la identidad, que en el caso de un católico “no pasa por el DNI o el pasaporte, sino por la identificación, con quién me identifico. La pregunta es cómo me relaciono y con quién. Y la segunda pregunta que aparece en el documento es '¿Cuándo te vimos...?', que aparece en el Evangelio de san Mateo. Es ampliar la mirada para que la Iglesia, el Pueblo de Dios que está presente en todos los barrios y parroquias, sea un agente de acogida y contribuya a generar espacios seguros, mediante comunidades acogedoras, integradoras y misioneras”, explicó.

Gómez celebró que “el pueblo de Dios es numeroso y, con su capilaridad, está presente en todos los barrios”. Y Dios le ha encargado “que contribuya a generar espacios seguros”. “Frente al intento de hacernos consumir la droga del miedo,a que puede dejar anestesiada la conciencia de la gente, sobre todo en tiempo de elecciones, nosotros proponemos la vacuna de la hospitalidad”, ha reivindicado. Y ha insistido en que “un católico no puede comulgar con el racismo y la aporofobia”. 

“Traemos diversidad en armonía”
Finalmente, Melani Flores, feligresa de origen peruano de la madrileña parroquia de San Milán y San Cayetano, reivindicó cómo “muchas personas vinieron aquí haciéndose responsables de sus sueños y comprometiéndose a integrarse a esta nueva casa que abre sus puertas”. 

Ella es voluntaria en Educadores de la Calle y en Talleres de Primeros Pasos, dos iniciativas con personas afrodescendientes en el barrio de Lavapiés, que buscan su acompañamiento e inserción. “Quiero dar una buena noticia, la de que traemos una diversidad en armonía”, destacó. Y concluyó recalcando que “la Biblia misma habla de la historia de la Salvación y del Éxodo, y esas historias no deben ser ajenas para nosotros”.+