Miércoles 1 de febrero de 2023

España es el país que más aportó a la Infancia Misionera en 2022

  • 13 de enero, 2023
  • Madrid (España) (AICA)
Reunió más de dos millones de euros para proyectos en 35 países, mediante los que se ayudó a más de 270 mil niños.
Doná a AICA.org

Infancia Misionera recaudó, en 2021 en España, más de 2,1 millones de euros que, fueron destinados durante 2022 a proyectos de la Iglesia católica en materia de educación, salud y evangelización en relación con niños de 35 países en todo el mundo.

Los más de 2.170.000 euros recaudados sitúan a España a la cabeza de los países que más aportan a esta red internacional de ayuda a niños, y han permitido asistir a 270.062 menores en 335 proyectos diferentes, según el director nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP) en España, José María Calderón.

En concreto, con las partidas de 2022, los niños españoles ayudaron a 270.062 menores, en su mayoría de África y Asia, a través de la realización de 335 proyectos.

“España es de los que más aporta económicamente a Infancia Misionera, es el primer país en el mundo. Nos debemos sentir orgullosos, pero también responsables”, destacó Calderón durante la presentación de la jornada de la Infancia Misionera en España, que se celebrará el próximo domingo, 15 de enero, con el lema "Uno para todos y todos para él".

En total, se enviaron 12,1 millones de euros desde todo el mundo, de los cuales, el 60,2% (7,3 millones) fueron destinados a África y el 36,3% (4,4 millones) a Asia. Atendiendo a los proyectos, destacan los de educación (44,4%), seguidos por los de salud y vida (23,1%).

En la selva amazónica
Uno de los 1.118 territorios de misión que se benefician con la ayuda de Infancia Misionera es el vicariato apostólico de Yurimaguas (Perú), que recibe anualmente este apoyo para sus comedores, internados y programas de salud.

En rueda de prensa, el obispo de ese vicariato, monseñor Jesús María Aristín, expresó su agradecimiento a través de un video, y el misionero laico corazonista Jaime Palacio explicó el trabajo que la Iglesia realiza en favor de los más pequeños en la selva amazónica.

En 2006 Palacio, tras 10 años en el mundo de la empresa, decidió junto a su mujer ir como misionero a Lagunas, en el citado vicariato apostólico. Allí, ambos estuvieron vinculados a la pastoral rural a través de los ríos de la Amazonía, en una zona sin conexión por carreteras, y al trabajo educativo con niños y jóvenes.

Así, colaboraron en el impulso de un colegio y un internado para niños indígenas y crearon la red de hogares interculturales del vicariato, que vinculaba a los diez internados de la región, lo que ha sido modelo para toda la zona amazónica del Perú. Palacio regresó a España con sus cinco hijos en 2019, y ahora es coordinador de la Fundación Corazonistas.

El misionero explicó que, 100 años después de que la educación comenzara a llegar a las aldeas de la selva amazónica, todavía sus habitantes siguen necesitando ayuda para “lo más básico”, como es la alimentación. Además, destacó que gran parte de los aportes que les llegan se destinan a los internados, donde los menores de estas zonas pueden estudiar la secundaria.

Infancia Misionera es una red internacional de la Iglesia católica, formada por niños que ayudan a los misioneros en su trabajo con otros niños. Según la institución, los misioneros de todo el mundo proporcionan educación, salud y formación cristiana a más de cuatro millones de niños en 120 países, mediante más de 2.500 proyectos.

Para ello, cuentan con el Fondo Universal de Solidaridad de Infancia Misionera de la Santa Sede, de más de 12 millones de euros. El 44,4 % de esa cantidad se destina a la financiación de la educación, bajo la forma de construcción de escuelas y guarderías, o el otorgamiento de becas de formación; el 23,1 %, a iniciativas de protección y atención sanitaria, como orfanatos y comedores, o a la compra de vacunas y medicamentos; el 16,5 %, a proyectos de formación en la misión con los niños de las diócesis; y el 15,9 %, a evangelización por parte de misioneros y niños.+