Viernes 24 de septiembre de 2021

Entronizarán una imagen del beato Angelelli en la diócesis de San Francisco

  • 17 de julio, 2019
  • San Francisco (Córdoba)
Una imagen del beato obispo Enrique Angelelli, uno de los cuatro mártires riojanos, será entronizada en los próximos meses en una iglesia de la diócesis de San Francisco. Aunque todavía no se decidió el lugar, las autoridades eclesiásticas estiman que será en un templo de los barrios más humildes y vulnerables de esta ciudad cordobesa.
Doná a AICA.org
Una imagen del beato obispo Enrique Angelelli, uno de los cuatro mártires riojanos, será entronizada en los próximos meses en un templo de la diócesis de San Francisco.

La imagen del beato mártir riojano es obra del escultor Salvador Cordero, de Carlos Paz, y fue realizada por encargo del obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva.

Actualmente se encuentra en la catedral San Francisco de Asís y fue bendecida a fines de mayo en ocasión de los ejercicios espirituales que realizaron los sacerdotes de la diócesis en la Casa Betania, en la localidad de Quebracho Herrado.

El obispo Angelelli y sus compañeros mártires ?el padre Carlos de Dios Murias OFMConv, el presbítero Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera- fueron beatificados el pasado 27 de abril en La Rioja, y su fiesta litúrgica se celebra hoy, 17 de julio.



En declaraciones a La Voz de San Justo, monseñor Buenanueva confirmó que la imagen de Angelelli será entronizada en los próximos meses, aunque todavía falta definir en qué templo.

En este sentido, el prelado dijo que la idea es ubicar la imagen del beato en los barrios más humildes y vulnerables de la ciudad, teniendo en cuenta la sensibilidad y el compromiso social del obispo considerado mártir.

"Es importante que la figura de Angelelli nos recuerde también como Iglesia la opción por los pobres y por la justicia", pidió.

Monseñor Buenanueva recordó que Angelelli y sus compañeros mártires fueron beatificados "como un testimonio de amor a Jesús, a la Iglesia y de lucha por la justicia, según el Evangelio".

"Los críticos dicen que era un obispo ´rojo´, comunista que alentó la violencia y eso no es verdad", aseveró, y agregó: "Angelelli nunca comulgó con la violencia política ni la favoreció, al contrario llevó adelante un compromiso evangélico de opción por los pobres en una provincia con muchas desigualdades, hasta tuvo desigualdades con la familia Menem".

Monseñor Buenanueva destacó que, durante sus años de pastor, "Angelelli llevó adelante una renovación de la Iglesia muy grande, era un cura de una calidad pastoral importante, era muy sensible, cercano a todos, especialmente a quienes estaban sufriendo. Por eso se movió en los sectores más vulnerables, en el mundo de la pobreza desde una opción evangélica".+