Miércoles 28 de septiembre de 2022

Encuentro de centros de estudiantes en Cruz del Eje

  • 30 de agosto, 2022
  • Cruz del Eje (Córdoba) (AICA)
Convocado por el obispo, monseñor Hugo Ricardo Araya contó con la participación de unos 300 jóvenes representantes de los centros de estudiantes de diversos colegios de la diócesis.
Doná a AICA.org

En el marco de la festividad de Ceferino Namuncurá, la diócesis de Cruz del Eje albergó un encuentro de jóvenes de centros de estudiantes de diversos colegios secundarios y de institutos de nivel superior, el viernes 26 de agosto en la Villa Cura Brochero para reflexionar sobre proyectos en común que respondan a las inquietudes de los propios estudiantes.

Al encuentro, que fue convocado por el obispo, monseñor Hugo Ricardo Araya, participaron también delegados diocesanos para la educación, capellanes, religiosos, religiosas y seminaristas.

La jornada, que se desarrolló  a luz del espíritu de la exhortación apostólica Christus vivit, en la que el papa Francisco expresa que en la sociedad es necesario acompañar a los jóvenes, comenzó con un recorrido en el parque temático Brochero Santo y la animación de los alumnos del profesorado de educación física del instituto Brizuela. 

Luego, los estudiantes comenzaron un trabajo de reflexión a partir de temas que ellos habían propuesto en una instancia previa que se desarrolló mediante un formulario a nivel institucional. 

Entre las diversas temáticas abordadas, se reflexionó sobre la discriminación, el bullying y el abuso; la familia, los jóvenes y la cuestión de género; el protagonismo social, político y religioso de los jóvenes; y “las redes sociales y otros medios de comunicación. Cada taller fue acompañado por un docente moderador y allí los jóvenes armaron un proyecto de cada tema que los centros de estudiantes pueden desarrollar en cada uno de los establecimientos.

Por su parte, monseñor Araya escuchó las propuestas de los estudiantes y les recordó que “hoy celebramos al beato Ceferino Namuncurá, un joven como ustedes. Un hijo de un pueblo originario, de ahí aprendió que la tierra se la cuida como se cuida a su madre. A los dos años fue bautizado. Él supo armonizar en su vida ser mapuche y cristiano”.

En esa línea, el prelado expresó a los jóvenes que el beato “decía que quería estudiar para ser útil a su gente”, al tiempo que les preguntó a los presentes, “¿ustedes se preguntan para qué estudian?”. “El trabajo que va a tener cada uno tiene siempre una dimensión comunitaria, ni es solo para engrosar el propio patrimonio, es para el bien común, para ser útil al pueblo”, continuó.

Monseñor Araya, quien destacó el trabajo de los jóvenes y los animó a seguir tejiendo relaciones entre ellos, les pidió que “no se encierren en grupos pequeños que son la prolongación de mi propio ‘yo’, y no trabajen necesariamente para el interno de la Iglesia”. “Todos ustedes son bautizados y llamados a servir en la familia, en la vida social y en la política. Trabajar en favor de la convivencia social, la justicia, los derechos humanos, la reconciliación y en contra de la violencia”, reflexionó

Sobre el final, el instituto agrotécnico Stella Maris entregó a cada colegio un algarrobo de su propia producción forestal y luego los participantes se dirigieron en procesión al santuario del Santo Cura Brochero para participar de una celebración.+