Jueves 2 de diciembre de 2021

En Croacia eliminaron los contenidos de educación sexual escolar

  • 10 de julio, 2013
  • Madrid (España) (AICA)
Según una información publicada por el diario madrileño ABC, el Tribunal Constitucional de Croacia anunció que cancela los contenidos sobre educación sexual que se impartían desde este semestre en las escuelas primarias al vulnerarse el derecho a la libertad educativa. Siempre según el citado diario, este semestre se había introducido en la asignatura Educación para la Salud -para niños a partir de nueve años- tres clases dedicadas a temas sobre sexualidad, como la masturbación, la anticoncepción y la diferencia entre "sexo" y "género". El controvertido programa desató en la católica Croacia un cruce de acusaciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno de centroizquierda, así como entre diversas asociaciones de padres.
Doná a AICA.org
Según una información publicada por el diario madrileño ABC, el Tribunal Constitucional de Croacia anunció que cancela los contenidos sobre educación sexual que se impartían desde este semestre en las escuelas primarias al vulnerarse el derecho a la libertad educativa. Siempre según el citado diario, este semestre se había introducido en la asignatura Educación para la Salud -para niños a partir de nueve años- tres clases dedicadas a temas sobre sexualidad, como la masturbación, la anticoncepción y la diferencia entre "sexo" y "género".

El controvertido programa desató en la católica Croacia un cruce de acusaciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno de centroizquierda, así como entre asociaciones de padres conservadoras y progresistas.

"El Estado no cumplió su deber constitucional de ajustar de forma equilibrada el programa de Educación para la Salud en las escuelas públicas con el derecho y la libertad constitucionales de los padres a la educación de sus hijos", argumentó Mato Arlovic, uno de los magistrados del alto tribunal, según la agencia Hina.

Ese magistrado indicó que en la adopción del programa educativo sobre sexualidad no se respetó la obligación constitucional de posibilitar la participación de los padres.

"La Constitución destaca en especial esa obligación en el procedimiento de adopción de programas relacionados con convicciones o creencias", dijo Arlovic.

Dos asociaciones de padres católicos y un partido nacionalista sin representación parlamentaria recurrieron al Constitucional para impugnar el contenido.

Esas asociaciones consideran que se habían violado los derechos de los padres a la libre educación de sus hijos y que los nuevos programas promueven la homosexualidad y el libertinaje sexual.

Por su parte, el Gobierno adujo que era necesario luchar contra el incremento de los embarazos no deseados y el contagio de enfermedades de transmisión sexual por medio de la educación, así como actuar contra la discriminación de los homosexuales.+