Sábado 13 de agosto de 2022

Elecciones: La Pastoral Social de Bariloche pide compromiso y respuestas concretas

  • 28 de octubre, 2021
  • San Carlos de Bariloche (Río Negro) (AICA)
El Equipo de Pastoral Social de la diócesis de San Carlos de Bariloche envió un mensaje a la comunidad con motivo de las elecciones que se llevarán a cabo el domingo 14 de noviembre.
Doná a AICA.org

El Equipo de Pastoral Social de la diócesis de San Carlos de Bariloche envió un mensaje a la comunidad con motivo de las elecciones que se llevarán a cabo el domingo 14 de noviembre.

"Ante el desánimo que produce este escenario, agravado por la incertidumbre y el dolor de la pandemia, proponemos sumarnos al sueño de una nueva forma de vivir juntos, como ya lo están haciendo quienes en cada una de sus acciones ponen al bien común en primer término", expresaron al inicio del mensaje.

"Debemos alentar a estas personas y organizaciones para que su sensibilidad, sentido de la justicia y capacidad de gestión nos orienten hacia un desarrollo integral, que incluya a cada hermano y hermana, y que haga de la naturaleza la casa de todos", afirmaron.

"La región en la que convivimos plantea problemas concretos, a los que podemos seguir restándole importancia o ignorándolos -abandonando así a quienes los padecen- o asumirlos como desafíos que reclaman urgencia, creatividad y justicia". 

"¿Qué compromiso asumió o prometió asumir cada candidato o candidata ante estas situaciones? Es una pregunta necesaria para considerar si van a ser nuestros mejores representantes, si van a poder sostener su compromiso, y si van a seguir escuchándonos como pueblo que los eligió".

Y sobre los desafíos que necesitan respuestas en el corto y mediano plazo, enumeraron: 

• Generar nuevas fuentes de trabajo a partir de un plan integral de desarrollo, donde se estimule y se valore especialmente la participación de los pobladores -de los parajes, pueblos y ciudades- para su elaboración, escuchando activamente a los jóvenes, quienes hoy solo pueden pensar en un futuro posible dejando su tierra para sumarse a la periferia de las ciudades.

• Promover los mercados comunitarios, facilitando el transporte y los espacios de venta de la mercadería.

• Convertir a la economía extractivista en una que industrialice la materia prima, y abandonar definitivamente los nocivos proyectos de la megaminería.

• Instrumentar una política de tierras y viviendas basada en una distribución justa y consensuada. La ausencia del Estado en este tema permitió que las tomas -con su violencia y sus abusos- sean la única respuesta para las necesidades de muchas familias.

• Respetar y aplicar las leyes locales y los acuerdos internacionales sobre los derechos de los pueblos originarios, y oponerse a cualquier forma de mentira y difamación acerca de los esfuerzos legítimos por recuperar sus tierras.

• Terminar con los emprendimientos inmobiliarios que no cuentan con el consenso social y no respetan los principios de la preservación de los recursos naturales.

Estos desafíos, sostuvieron, "no van a tener solución si no se convoca a todos los ámbitos de la vida social para estudiarlos y resolverlos, especialmente el académico y el científico, tan presentes en la región y tan necesarios para contar con datos precisos y objetivos".

Para concluir su reflexión, citaron al papa Francisco, quien en plena pandemia, compartió un deseo: “Ojalá que tanto dolor no sea inútil; que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros, para que la humanidad renazca con todos los rostros, todas las manos y todas las voces, más allá de las fronteras que hemos creado”.+