Jueves 13 de junio de 2024

El Vaticano se pronunció ante la inclusión del aborto en la constitución francesa

  • 6 de marzo, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"No puede haber derecho a suprimir una vida humana", expresó la Academia Pontificia para la Vida en un comunicado, ante la decisión del Congreso francés de incluir el "derecho al aborto".
Doná a AICA.org

La Pontificia Academia para la Vida lamentó, en un comunicado, la decisión del Congreso francés, que este lunes aprobó la inclusión del aborto en la Constitución del país galo.

“Precisamente en la era de los derechos humanos universales, no puede haber derecho a suprimir una vida humana”, afirma la organización, en una reacción publicada por el portal de noticias vaticano.

El proyecto de ley constitucional francés modificó el artículo 34, que ahora incluye “la garantía de la libertad de la mujer de recurrir a la interrupción voluntaria del embarazo”.

La Pontificia Academia para la Vida (PAV) invita a “estudiar, informar y formar sobre los principales problemas de la biomedicina y del derecho, relacionados con la promoción y defensa de la vida”, apoyando las posiciones adoptadas, en este sentido, por el episcopado católico de Francia.

“En esta etapa de la historia, la protección de la vida debe convertirse en una prioridad absoluta, con pasos concretos a favor de la paz y la justicia social, con medidas efectivas para el acceso universal a los recursos, la educación y la salud”, indica la organización de la Santa Sede.

La nota señala que las "situaciones de vida particulares y loscontextos difíciles y dramáticos", hoy, "deben afrontarse con las herramientas de una civilización jurídica que se preocupa, ante todo, de la protección de los más débiles y vulnerables".

“La protección de la vida humana es el primer objetivo de la humanidad y sólo puede desarrollarse en un mundo libre de conflictos y divisiones, con la ciencia, la tecnología y la industria al servicio de la persona humana y de la fraternidad”, añade el texto.

La PAV cita al Papa Francisco para subrayar que, en la Iglesia, la defensa de la vida es “una realidad humana que involucra a todos”, como cristianos y humanos.

“Se trata de actuar a nivel cultural y educativo, para transmitir a las generaciones futuras una actitud de solidaridad, cuidado y aceptación”, se puede leer en el mensaje.

La semana pasada, la Conferencia Episcopal Francesa (CEF) lamentó la decisión del Senado, que votó a favor de la enmienda que “garantiza la libertad de acceso al aborto” en la Constitución, allanando el camino para su aprobación en el Congreso este lunes.

“Teniendo en cuenta a quienes piensan en el aborto, en particular a las mujeres en dificultades, la CEF reitera que el aborto, que sigue siendo un ataque a la vida en sus orígenes, no puede ser visto sólo desde el punto de vista de los derechos humanos de las mujeres”, indica una nota del episcopado.

La CEF considera que el debate público dejó fuera “la cuestión del apoyo a las mujeres que desean conservar a sus hijos”.

“En un momento en el que salen a la luz numerosas formas de violencia contra las mujeres y los niños, la Constitución de nuestro país habría tenido el honor de incluir en su núcleo la protección de las mujeres y los niños”, sostienen los obispos católicos franceses.

El organismo episcopal afirma que prestará atención al respeto “de la libertad de elección de los padres que deciden, incluso en situaciones difíciles, quedarse con su hijo”, y de “la libertad de conciencia de los médicos y de todo el personal sanitario, cuyo coraje y compromiso saludamos.”+