Martes 24 de mayo de 2022

El Sínodo aprobó por mayoría el documento final sobre la familia

  • 26 de octubre, 2015
  • Ciudad del Vaticano
Los 270 obispos que participaron del Sínodo de los Obispos sobre la familia aprobaron hoy por mayoría el documento final de 94 párrafos y luego se lo entregaron al papa Francisco que lo publicó de inmediato. "El primer deber de la Iglesia no es el de distribuir condenas o anatemas, sino el de proclamar la misericordia de Dios, de llamar a la conversión y de conducir a todos los hombres a la salvación del Señor", destacó en pontífice en el discurso final y agregó: "La Iglesia es Iglesia de los pobres de espíritu y de los pecadores en busca de perdón, y no sólo de los justos y de los santos".
Doná a AICA.org
Los 270 obispos que participaron del Sínodo de los Obispos sobre la familia aprobaron hoy por mayoría el documento final de 94 párrafos y luego se lo entregaron al papa Francisco que lo publicó de inmediato.

Los tres puntos referidos a la comunión de los católicos divorciados en nueva unión fueron los que tuvieron más votos negativos.

En el punto 85, que obtuvo 80 votos en contra frente a 178 a favor, se recuerda que Juan Pablo II, en su exhortación apostólica "Familiaris consortio" de 1981, ya ofreció el criterio de la valoración caso por caso de los divorciados católicos y vueltos a casar para su acceso a los sacramentos, como la eucaristía.

Los padres sinodales pidieron que la Iglesia dé apoyo a las parejas, jóvenes y adolescentes en el tema de la "sexualidad", al considerar que "la familia, aunque es el lugar pedagógico principal, no puede ser el único lugar en el que se aborde la educación sexual".

En el documento también se reitera la atención a casos de violencia familiar y, sobre todo, "promover la protección de los menores del abuso sexual". "La Iglesia reitera su tolerancia cero en estos casos" y el "acompañamiento de las familias", afirma al respecto.

"Mientras seguía los trabajos del Sienodo, me he preguntado: ¿Quee significarae para la Iglesia concluir este Sienodo dedicado a la familia? Ciertamente no significa haber concluido con todos los temas inherentes a la familia, sino que ha tratado de iluminarlos con la luz del Evangelio, de la tradición y de la historia milenaria de la Iglesia, infundiendo en ellos el gozo de la esperanza sin caer en la cómoda repetición de lo que es indiscutible o ya se ha dicho", dijo Francisco en el discurso de cierre.

"El primer deber de la Iglesia no es el de distribuir condenas o anatemas, sino el de proclamar la misericordia de Dios, de llamar a la conversión y de conducir a todos los hombres a la salvación del Señor", agregó.

Francisco destacó que "los verdaderos defensores de la doctrina no son los que defienden la letra sino el espíritu".

"Esto no significa en modo alguno disminuir la importancia de las foermulas, de las leyes y de los mandamientos divinos, sino exaltar la grandeza del verdadero Dios que no nos trata seguen nuestros meeritos, ni tampoco conforme a nuestras obras", aclaró.

"La Iglesia es Iglesia de los pobres de espíritu y de los pecadores en busca de perdón, y no sólo de los justos y de los santos", subrayó.+

Texto completo del discurso del Papa