Sábado 31 de octubre de 2020

El presbítero Hernán González Cazón, administrador diocesano de Añatuya

  • 23 de diciembre, 2014
  • Añatuya (Santiago del Estero) (AICA)
El Colegio de Consultores de la diócesis de Añatuya se reunió ayer y eligió administrador diocesano al presbítero Hernán González Cazón, actual párroco de la catedral Nuestra Señora del Valle, quien tendrá a su cargo el gobierno pastoral hasta que el papa Francisco nombre un nuevo obispo. La sede quedó vacante recientemente después de que el pontífice decidió el traslado de monseñor Adolfo Uriona FDP como obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto.
El Colegio de Consultores de la diócesis de Añatuya se reunió ayer y eligió administrador diocesano al presbítero Hernán González Cazón, quien tendrá a su cargo el gobierno pastoral hasta que el papa Francisco nombre un nuevo obispo.

La sede quedó vacante recientemente después de que el pontífice decidió el traslado de monseñor Adolfo Uriona FDP como obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto.

Datos biográficos
El presbítero Hernán González Cazón nació en Buenos Aires el 1º de mayo de 1950, en el seno de una familia católica. Luego de cursar estudios primarios y secundarios, estudió Abogacía en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) hasta cuarto año de la carrera.

Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Nuestra Señora del Cenáculo de la arquidiócesis de Paraná y fue ordenado sacerdote el 5 de octubre de 1985 por el Siervo de Dios, monseñor Jorge Gottau.

Entre otras funciones fue párroco en varias oportunidades, vicario para el Apostolado Laico, asesor de movimientos eclesiales y coordinador de la Pastoral Diocesana.

Colaboró durante 5 años en la diócesis de Zárate-Campana, donde fue párroco de Capilla del Señor y rector del Seminario Mayor San Pedro y San Pablo, en Campana. Hizo cursos en el Instituto Juan Pablo II sobre el Matrimonio y la Familia en Roma, y también para sacerdotes misioneros de habla española en el Centro de Animación Misionera en Roma.

Predicó en muchas oportunidades ejercicios espirituales, colaboró en Cursillos, dictó cursos de formación.

Fue vicario general de la diócesis y vicario del Clero durante el episcopado de monseñor Uriona.

Actualmente es párroco de la catedral Nuestra Señora del Valle.

En la parroquia San José de Añatuya comenzó, con la colaboración de numerosos laicos, con la primera capilla de adoración perpetua al Santísimo Sacramento en la provincia de Santiago del Estero.

Actualmente es también conciliario en la Argentina del Movimiento laical "Christifideles laici para la nueva evangelización".+