Domingo 23 de enero de 2022

El Papa rezó por su viaje a Chipre y Grecia, "estaré cerca de una humanidad herida"

  • 1 de diciembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En la audiencia general, el Santo Padre pidió a los fieles que le acompañen en la oración en este nuevo viaje apostólico a Chipre y Grecia que comienza este jueves.
Doná a AICA.org

En la catequesis de la audiencia general de este miércoles el papa Francisco se refirió a la visita que realizará a la isla de Lesbos el próximo domingo, enmarcado en el Viaje Apostólico a los países de Chipre y Grecia que comenzará el jueves 2 de diciembre.

"Mañana iré a Chipre y luego a Grecia para hacer una visita a los queridos pueblos de esos países ricos en historia, espiritualidad y civilización. Será un viaje a las fuentes de la fe apostólica y la hermandad entre los cristianos de diversas confesiones".

"También tendré la oportunidad de acercarme a una humanidad herida en la carne de tantos migrantes en busca de esperanza", anunció Francisco en referencia a la visita al Centro de Recepción e Identificación en la isla de Lesbos, que marca la segunda etapa -después de abril de 2016, en un campo de refugiados de la isla griega, epicentro del drama migratorio que agobia y trastorna a Europa.

"Les pido que me acompañen con la oración", pide el Papa, reiterando una invitación expresada desde el inicio del pontificado pero que se hace urgente en las inmediaciones de toda visita apostólica.

El pontífice regresa a la isla de Lesbos cinco años después, cuando trajo en su avión a doce refugiados sirios, y que inauguraron el programa de pasillos humanitarios.

En su videomensaje del pasado 27 de noviembre a las poblaciones griega y chipriota, Francisco pidió ser acompañado de una oración colectiva en esta "peregrinación a las fuentes" de la fraternidad, de las raíces europeas y de la humanidad. "Volveré a Lesbos, convencido de que las fuentes de la vida común volverán a florecer sólo en la fraternidad y la integración: juntos. No hay otro camino, y con esta 'ilusión' voy hacia ustedes”, dijo.

Un lustro después de la estadía de Francisco en Lesbos, el número de refugiados que viven en su campo es mucho menor, pero sigue siendo un lugar emblemático por lo que se espera un nuevo llamado del pontífice a la solidaridad de Europa.

Fuentes cercanas a la organización del viaje aseguran que, aunque ofrecieron a Francisco ir a otros campos de refugiados, mucho más cercanos y accesibles, él insistió en viajar a Lesbos, a pesar de que sólo pasará una hora en la isla.

Su primer viaje lo había iniciado definiendo a los refugiados y migrantes del campo de Moria como protagonistas de la "mayor catástrofe humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial". Y al final, sorprendió a todos cuando junto a él subieron al avión tres familias del campamento de Kara Tepe.

Ecumenismo, comunión, humanidad
Al presentar ayer su visita apostólica en la Sala de Prensa del Vaticano, el portavoz Matteo Bruni señaló las dos importantes pautas sobre las que se moverá toda la visita papal. Por un lado, el diálogo ecuménico en países donde las comunidades católicas son minoría frente a la mayoría ortodoxa y, por tanto, la comunión de Iglesias que habitan lugares simbólicos para el mundo occidental, así como el humus del que ha florecido la civilización europea. Por otro lado, el abrazo de personas cuya vida representa "la mayor catástrofe humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial", la migración.

En la visita del obispo de Roma, mencionada por Bruni, también se hará referencia a la "herida abierta" de la dividida Chipre, en la esperanza de la reunificación.+