Viernes 30 de septiembre de 2022

El Papa rezó por los que asisten a personas con discapacidades

  • 18 de abril, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Recemos por quienes ayudan a las personas con discapacidades afectadas por el coronavirus", pidió esta mañana el Francisco al inicio de la misa celebrada en la capilla de la Casa Santa Marta
Doná a AICA.org

“Recemos por quienes ayudan a las personas con discapacidades afectadas por el coronavirus”, pidió esta mañana el Santo Padre Francisco al inicio de la misa celebrada en la capilla de la Casa Santa Marta.



“Ayer, dijo el Papa, recibí una carta de una religiosa que trabaja como traductora de lenguaje de signos para sordomudos y me habló del trabajo tan difícil que tienen los trabajadores de la salud, las enfermeras, los médicos con los pacientes discapacitados que se han contagiado de Covid-19. Recemos por ellos que están siempre al servicio de estas personas diversamente hábiles, que no tienen las habilidades que nosotros tenemos”.



En la homilía Francisco habló de la franqueza con la que Pedro y Juan responden a las amenazas de los principales sacerdotes y el envío de los apóstoles en misión.



La franqueza -dijo el Papa- es una palabra importante, es el estilo de los predicadores. La palabra griega es parresia. Es el coraje cristiano que nos empuja a hablar con libertad. El corazón de los jefes religiosos estaba cerrado frente a esta franqueza, estaba corrupto: el Espíritu Santo no puede entrar en estos corazones. Pedro, que era un cobarde, ante las amenazas de los jefes, responde con valentía, esa valentía que viene del Espíritu. El cristiano dice toda la verdad porque es coherente.



A continuación, el Papa comentó el Evangelio del día en el que Jesús primero reprocha a los discípulos su dureza de corazón, porque no creen a quienes dicen haberlo visto resucitado, y luego los insta a ir por todo el mundo a proclamar con valentía el Evangelio a toda criatura.



“La misión nace del Espíritu Santo. Que el Señor -concluyó el Papa- nos ayude siempre a ser valientes: esto no significa imprudente, el coraje cristiano es siempre prudente, pero es coraje”.



Al final de la misa, el Papa recordó que mañana -Domingo de la Divina Misericordia- celebrará la misa en la parroquia del Espíritu Santo en Sassia, a las 11 (hora de Roma). Y el lunes se reanudarán las misas a las 7 de la mañana en la Casa Santa Marta.



El Papa concluyó la celebración con la adoración y la bendición eucarística y el rezo del Regina caeli.+