Lunes 16 de mayo de 2022

El Papa reza por los que trabajan en la Cruz Roja y en la Media Luna Roja

  • 8 de mayo, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El papa Francisco dedicó la misa matinal en la capilla de la Casa Santa Marta, a rezar por los que trabajan en la Cruz Roja y en la Media Luna Roja
Doná a AICA.org

El papa Francisco dedicó la misa matinal en la capilla de la Casa Santa Marta, a rezar por los que trabajan en la Cruz Roja y en la Media Luna Roja, instituciones que “tanto bien hacen” en tiempos de catástrofes y emergencias como la vigente del coronavirus.



“Hoy es el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Rezamos por las personas que trabajan en estas dignas instituciones: que el Señor bendiga su trabajo que hace tanto bien”, pidió en su oración diaria dedicada a la pandemia.



En su homilía de la celebración eucarística matinal, el pontífice destacó que el Señor siempre consuela en la cercanía, en la verdad y en la esperanza.



“El consuelo del Señor es verdadero, no es una anestesia, sino que nos abre las puertas de la esperanza”, planteó el Papa, que subrayó que “el estilo de Dios es estar cerca de nosotros. Nos consuela en cercanía”.



El Papa recordó que hay “muchas maneras de consolar, desde la cercanía, pero también de manera formal”.



“Un telegrama de condolencia no consuela a nadie, es una mera formalidad”, puntualizó a modo de ejemplo.



“Jesús no usa palabras vacías, es más, prefiere el silencio. El Señor habla poco, pero está cercano. Es la fuerza de su cercanía”, diferenció, y destacó otros dos rasgos propios de la consolación de Dios: la verdad y la esperanza.



Francisco advirtió que Dios “no nos dice que no sufriremos y que no nos pasará nada”.



“Jesús consuela en esperanza. Sí, hay momentos malos, pero no pueden turbar nuestro corazón”, afirmó, y agregó: “Muchas veces en los momentos malos nos llenamos de rabia y no entendemos que Jesús nos hable con dulzura”.



Por último, el Papa pidió la gracia para “aprender a dejarnos consolar por el Señor”.+