Domingo 2 de octubre de 2022

El Papa reza por las víctimas del incendio del depósito de petróleo en Cuba

  • 8 de agosto, 2022
  • La Habana (Cuba) (AICA)
Telegrama de cercanía y oración del Santo Padre en estos "momentos de dolor" y fortaleza "en los trabajos de extinción y búsqueda".
Doná a AICA.org

“Que el Señor les otorgue fortaleza en este momento de dolor y sostenga los trabajos de extinción y búsqueda”, afirma el papa Francisco en el telegrama de pésame enviado a monseñor Emilio Aranguren Echeverría, obispo de Holguín y presidente de la Conferencia de los Obispos Católicos de Cuba (COCC), tras el incendio acaecido el pasado fin de semana en un depósito de petróleo en la ciudad de Matanzas, Cuba.

En el telegrama, que lleva la firma del cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano, se señala que, “el Santo Padre sigue de cerca las noticias que llegan sobre el desafortunado accidente que provocó un incendio y varias explosiones en la base supertanqueros Matanzas, con al menos un fallecido y numerosos heridos y desaparecidos”. 

“Asimismo -dice el telegrama- el papa Francisco asegura su cercanía espiritual al pueblo cubano y a todas las familias de los afectados; y reza al Señor para que les otorgue fortaleza en este momento de dolor y sostenga los trabajos de extinción y búsqueda”.

El balance del devastador incendio que se desató en la noche del viernes 5 de julio en Matanzas, a lo largo de la costa norte de Cuba, a unos 100 kilómetros al este de la capital La Habana, es grave. Un rayo cayó sobre un enorme depósito de petróleo y hasta ahora el fuego parece indomable. La cifra provisional sería de un muerto, 17 bomberos desaparecidos, más de 120 heridos y unas 2.000 personas evacuadas. Entre los heridos, también está el ministro de Energía, Livan Arronte. En total, el almacén guardaba cincuenta millones de litros de crudo.

El presidente, Miguel Díaz-Canel, agradeció a los gobiernos de Venezuela, Rusia, Nicaragua, Argentina y Chile, quienes "prontamente ofrecieron ayuda". Un equipo de respuesta de emergencia también llegó desde México. El mandatario agregó que "también agradeció la oferta de asesoría técnica de Estados Unidos".

Por su parte, monseñor Emilio Aranguren, envió este domingo un mensaje “al pueblo y a la Iglesia matancera” en el cual comentando la Gaudium et Spes, señala que, “esta enseñanza conciliar tiene, en los días que estamos viviendo, una extraordinaria vigencia. Hoy, de modo especial, por cuántos sufren a causa del incendio en la base de supertanqueros en la ciudad de Matanzas”. 

Por ello, el obispo de Holguín invita a elevar oraciones con confianza en Dios (sin angustia) y teniendo presente a cuantos -de una u otra manera- están sufriendo en medio de nosotros. “Es un momento que, como Pueblo de Dios debemos poner en práctica la oración de intercesión”.

Cáritas Cuba
"El equipo diocesano de Cáritas en Matanzas, con acompañamiento virtual de la Oficina Nacional de Cáritas, se preocupó por conocer a través de representantes gubernamentales la situación de los damnificados.

La finalidad es ayudar “ante este incendio, con alimentos crudos o elaborados, la recolección y entrega de mediacmentos, materiales curativos u otros recursos”, informaron desde Cáritas.

Por ello “la virtud de la solidaridad en tiempos adversos mueve a hermanos hacia servicios de ayuda a quienes sufren el impacto del siniestro en Matanzas”, especialmente  en los barrios de Cumbre alta, Reparto Dubrocq y La Ganadera, que “fueron evacuados en centros más seguros”.

Asimismo desde Cáritas cuba informaron que “las Hermanas de la Caridad ya habían compartido su interés de ayudar en ese sentido, al igual que otros miembros de la iglesia católica en Matanzas”.

Es así como se logró gestionar un primer donativo de pañales desechables, cuya entrega se realizó en la Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”, donde hay 17 niños menores de 2 años, un recién nacido y otro de 2 de meses, además de la Escuela Formadora de Maestros “René Fraga Moreno”, donde se evacuaron a 6, de los cuales cinco no llegan a los 5 años de edad”.

También expresaron a representantes del gobierno “su disposición de acompañamiento espiritual por parte de religiosos y sacerdotes a las personas afectadas, así como cualquier otro modesto apoyo de la institución caritativa y la Iglesia en general”.

“La oración en medio de este fenómeno con efectos contaminantes a la atmósfera y que representa gran peligro para las personas también se hace sentir, pues caminar en la fe ilumina la esperanza”, indicaron.

En tanto, “con la certeza de su misericordia en horas tan difíciles, sigamos haciendo obras de bien y oraciones hacia quienes lo precisan ahora, nuestros hermanos de Matanzas, especialmente los heridos, familiares de desaparecidos, evacuados y quienes trabajan para aplacar este siniestro”.+