Lunes 6 de diciembre de 2021

El Papa llamó a los paraguayos a vivir como hermanos

  • 12 de julio, 2015
  • Luque (Paraguay)
El papa Francisco hizo un llamado a la fraternidad al celebrar su última y multitudinaria misa en el marco de su viaje apostólico por Sudamérica. El Pontífice pidió a los católicos paraguayos que vivan la hospitalidad, tal cual lo definió Jesús al enviar a sus discípulos a predicar. El Santo Padre aseguró que, viviendo la fraternidad con los demás, la Iglesia dará "el mejor testimonio de que Dios es Padre" para llevar el Evangelio a los que no tienen fe.
Doná a AICA.org
El papa Francisco hizo un llamado a la fraternidad al celebrar su última y multitudinaria misa en el marco de su viaje apostólico por Sudamérica. El Pontífice pidió a los católicos paraguayos que vivan la hospitalidad, tal cual lo definió Jesús al enviar a sus discípulos a predicar por los pueblos.

Francisco llegó al predio de la Fuerza Aérea Paraguaya minutos antes de las 11, donde cientos de miles se habían concentrado desde la mañana del día anterior para encontrar una ubicación cercana al imponente altar, confeccionado con un estilo artístico ex novo, y aprovechando los recursos naturales de este país, como maíz, semillas, cocos y otros frutos.

Para los peregrinos, fue difícil permanecer en vigilia, debido a las lluvias previas y el barrizal que se generó en las vías de comunicación entre las parcelas y las gradas preparadas por los organizadores. A pesar de ello, siguieron animados y cantando junto al coro de la misa.

Luego de la proclamación del Evangelio, Francisco propuso reflexionar sobre la confianza que brota de la fe. Dijo que esta confianza "se aprende, se educa" y se va gestando en el seno de una comunidad, volviéndose testimonio en los discípulos, que son aquellos que "aprenden a vivir en la confianza de la amistad" con Dios.

Comentando el Evangelio según San Marcos, el Papa destacó que Jesús desafió a sus discípulos con actitudes y comportamientos, y los llamó a vivir en la hospitalidad. Afirmó que los envió a "aprender características fundamentales de la comunidad creyente", y consideró que el cristiano "es aquel que aprendió a hospedar, a alojar".

El Santo Padre subrayó que el envío del Señor llama a "transformar el corazón" para "vivir de otra manera, con otra ley", que deja de lado "la lógica del egoísmo, de la clausura, de la lucha" y se inclina por la lógica de "recibir y cuidar". Para el Papa, estas lógicas son dos maneras de afrontar la vida y la misión.

"¡Cuántas veces pensamos la misión en base a proyectos o programas! ¡Cuántas veces imaginamos la evangelización en torno a miles de estrategias! Hoy el Señor nos dice claramente que la lógica del Evangelio no se convence con los argumentos, sino aprendiendo a alojar", sentenció el Papa.

Francisco hizo un llamado a vivir la hospitalidad con "los que no tienen fe o la perdieron, con el perseguido, el desempleado, con las culturas diferentes o con el pecador". También previno de caer en la soledad, que definió como "un mal que va haciendo nido en nuestro corazón".

Luego de esta afirmación, el Papa definió que lo propio de la Iglesia "no es principalmente gestionar cosas, proyectos, sino aprender a vivir la fraternidad con los demás", porque "es el mejor testimonio que Dios es Padre".

"Es cierto que no podemos obligar a nadie a recibirnos, a hospedarnos; pero también es cierto que nadie puede obligarnos a no ser hospederos de la vida de nuestro pueblo. Nadie puede pedirnos que no recibamos y abracemos la vida de nuestros hermanos, especialmente los que han perdido la esperanza y el gusto por vivir. ¡Qué lindo es imaginar nuestras comunidades como verdaderas centros de encuentro entre nosotros y con Dios!", afirmó.

"Alojar como la tierra que no domina la semilla, sino que la recibe, la nutre y la germina. Así queremos ser los cristianos, así queremos vivir la fe en este suelo paraguayo", concluyó el Papa.+

Texto completo de la homilía del Papa Francisco