Jueves 29 de febrero de 2024

El Papa Francisco recibió a los miembros de la Federación Italia-China

  • 2 de febrero, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Les agradeció las múltiples iniciativas para promover el diálogo entre ambos países, "afrontando los retos de la integración cultural, de la educación y de los valores sociales que deben compartirse".
Doná a AICA.org

Con ocasión del 10º aniversario del nacimiento de la institución y de las celebraciones del Año Nuevo chino, el Papa Francisco recibió en el Vaticano a los miembros de la Federación Nacional Italia-China, que quiere promover el diálogo entre los dos países, afrontando "los desafíos" de la integración cultural, la educación y la comunicación de los valores sociales.

"El conocimiento mutuo entre la comunidad italiana y la china puede contribuir a aumentar la acogida recíproca y el espíritu de fraternidad", aseguró el pontífice.

La Federación es una organización sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es promover los intercambios económicos, políticos y culturales entre Italia y China y, al mismo tiempo, busca aumentar el intercambio de ideas, personas, bienes, servicios y capitales entre ambos países. La Federación también organiza eventos con motivo de la celebración del Año Nuevo chino.

El pontífice destacó estas "múltiples iniciativas" de la institución, que "pretenden promover el diálogo entre Italia y China, afrontando los retos de la integración cultural, de la educación y de los valores sociales que deben compartirse", aseguró. 

El Papa los animó a "proseguir el camino emprendido" y a "perseguir estos objetivos con un compromiso generoso", al tiempo que también agradeció a los miembros de la Academia de Artes Marciales Chinas de Vercelli su interpretación de las danzas folklóricas inspiradas en el León y el Dragón que, "en la tradición del noble pueblo chino, pretenden expresar el deseo de que el Año Nuevo sea fructífero y lleno de bien", enfatizó. 

Luego de observar la danza, el Papa les pidió a todos los presentes que “sepan arriesgarse siempre en el camino del diálogo, convirtiéndose en acróbatas de la paz y de la fraternidad".+