Miércoles 1 de diciembre de 2021

El Papa envió al Limosnero "de compras" a las regiones afectadas por el terremoto

  • 24 de febrero, 2017
  • Ciudad del Vaticano
Por iniciativa del papa Francisco, el Limosnero papal, monseñor Konrad Krajewski, visitó las ciudades de Amatrice y Ascoli para adquirir productos alimenticios de los pequeños productores que viven la crisis después de la catástrofe. Los alimentos serán destinados a los comedores para pobres.
Doná a AICA.org
Por iniciativa del papa Francisco, el Limosnero papal, monseñor Konrad Krajewski, visitó las ciudades de Amatrice y Ascoli para adquirir productos alimenticios de los pequeños productores que viven la crisis después de la catástrofe. Los alimentos serán destinados a los comedores para pobres.

Hace algunos días el obispo Konrad Krajevski, en compañía de otro prelado vaticano, el obispo Piero Marini, fue a algunos de los centros afectados por el terremoto en la Italia central para comprar alimentos de los productores locales, con el objetivo de ayudar de esta manera a las personas que no logran volver a empezar después del sismo. Los centros que visitaron hasta ahora son Amatrice y Ascoli.

Monseñor Krajevski fue recibido y acompañado por el obispo Domenico Pompili y por los agentes de Cáritas diocesana. El lunes 20 de febrero se dirigió a Pinaco, la empresa agrícola de Antonio Aureli, en Santa Giusta al Casale Nibbi y al establecimiento de embutidos Sano de Accumoli, para comprar fideos, quesos, vino y jamón. La "compra" fue también una ocasión para estar con las personas.

"Por ahora no podemos producir ningún tipo de queso, porque la estructura es peligrosa y la nueva localización va muy lento debido a la burocracia ?dijo Maria Grazia Nibi de Casale Nibbi"?. La empresa perdió en el sismo a sus tres empleados. "Escaparon y nadie más quiere venir, porque no hay casas seguras en donde dormir", explicó Nibi.

El 21 de febrero monseñor Krajevski visitó la zona de Ascoli Piceno, en compañía del arzobispo Giovanni D?Ercole, y fue nuevamente "de compras". Todo lo adquirido (alimentos y productos típicos) por la Limosnería por cuenta del Papa fue entregado a los comedores que sirven comida para los pobres en Roma.

El jueves 23 de febrero, monseñor Krajevski completó su viaje visitando las diócesis de Camerino-Sanseverino y Spoleto-Norcia. En un comunicado, la Limosnería explicó que "se idenficaron algunos grupos de campesinos, agricultores y productores cuyas empresas corren el peligro de cerrar debido a los daños provocados por el terremoto.

La Limosnería Apostólica compró una gran cantidad de sus productos con la intención, expresada por el Santo Padre, de ayudarlos y animarlos a proseguir con sus actividades. Un gesto en línea con el magisterio del papa Francisco que a menudo, en sus encuentros, recordó que "cuando no se gana el pan, se pierde la dignidad"». En las zonas de Ascoli afectadas por el terremoto la Limosnería le compró un tractor a una familia de agricultores en dificultades.

"Desde hace ya algún tiempo también en la Annona, el supermercado que se encuentra dentro de la Ciudad del Vaticano y que está reservado a los empleados vaticanos ?concluye el comunicado? es posible comprar algunos productos de las zonas afectadas por el terremoto, contribuyendo de esta manera a sostener y hacer que vuelva a ponerse en marcha la economía de esa parte de la Italia central que todavía vive en dificultades".+